10 consejos sobre cómo combatir la ansiedad

Like Comentar

Combatir la ansiedad o sobrellevarla es algo que en ocasiones se nos hace difícil. Para poder combatirla, primero debemos conocerla. La ansiedad es un estado por el cuál todos hemos pasado alguna vez. Este estado nos hace sentir la sensación de inquietud, nos hace tomar una postura expectante, de alerta, como si algo malo fuera a ocurrir.

Esta actitud impide relajarse y descansar correctamente a todas aquellas personas que la  sufren. En la mayoría de los casos las personas que sufren de ansiedad no pueden explicar el motivo por el cuál están constantemente en este estado, y sin embargo no pueden controlarlo. Esto causa un desequilibrio emocional y malestar físico, cansancio, insomnio, entre otros padecimientos.

10 consejos sobre cómo combatir la ansiedad

Existen 2 clases de ansiedad a grandes rasgos. Estas dos afectan al individuo de manera distinta una de la otra:

La Ansiedad Rasgo: La persona es ansiosa desde temprana edad. La ansiedad es un trastorno que vive toda la vida por lo que caracteriza a la persona. Las personas que padecen esto suelen tener una reacción inmediata frente a distintas situaciones, son excitables fácilmente y les cuesta relajarse. Han estado con ansiedad toda su vida por lo que están acostumbrados y esta ansiedad forma su carácter y actitud.

La Ansiedad Estado: Al contrario que la ansiedad rasgo en la cuál la persona ya la formaba desde temprana edad, esta ansiedad comienza a formarse a cualquier edad debido a un hecho o una cadena de acontecimientos en específico. Esto hace que la persona comience con un estado de desequilibrio emocional que no le permite combatir la ansiedad.

¿Cómo combatir la ansiedad?

Estos son 10 consejos que puedes poner a prueba y que te ayudarán a combatir la ansiedad o a sobrellevarla de una mejor manera:

  • 1: Aceptar la ansiedad. Aunque parezca contradictorio, una persona ansiosa tiende a saber que la ansiedad es dañina, por lo que tiende a negarla o rechazarla o hasta combatirla. Sin embargo, combatir la ansiedad hace que nos sintamos más agobiados y agotados. Cuando negamos una emoción o sensación, esta se hace más grande en nosotros. De esta forma, se forma un circulo vicioso que lleva a la persona ansiosa a sumirse en más ansiedad, e incluso a una posible depresión al verse cada vez peor en su trastorno ansioso.

 

  • 2: Ser paciente. Una persona ansiosa tiende a hacer todo muy rápido y de forma desorganizada, como si estuviera en apuros por cierto motivo, incluso cuando no lo está. Esto hace que el cerebro se fuerze a sí mismo y al resto del cuerpo a trabajar más y más rápido, lo que se produce en el aumento de los niveles de cortisol y de adrenalina en el cuerpo, y esto, en consecuencia, aumenta los niveles de ansiedad, por lo que se forma un círculo vicioso.

 

  • 3: No dejar nada pendiente y aplicar la “regla de los 2 minutos”. Una de las cosas que aumenta nuestro nivel de ansiedad es saber que tenemos tareas pendientes o problemas sin resolver. Recordar que debemos resolver estas tareas nos producen agotamiento mental, incluso pueden llegar a ser incluso más tediosos que la tarea o problema en sí.
    La regla de los 2 minutos se basa en realizar todas aquellas tareas que nos tomen menos de 2 minutos de forma inmediata, no dejarlas para lo último, ya que mantener el recordatorio mental de que debemos efectuarlas luego, nos consumirá más energía que hacerlas al instante.
    Si tenemos pendiente una tarea importante que nos consumirá bastante tiempo, debemos plantearnos realizarla sin falta a una determinada hora y hacerlo. Aprender a organizarnos de forma mental es vital para reducir los niveles de ansiedad a causa de tareas pendientes.

 

  • 4: Reservar al menos 1 hora del día para uno mismo y hacer lo que tengamos ganas. El mundo actual y la vida cotidiana, la rutina, puede distraernos y que dejemos de prestar atención en nosotros mismos. La persona ansiosa generalmente está tapada de trabajos, proyectos y está ocupada todo el día, por lo que le hes difícil dedicar un tiempo para su relajación. El cerebro, en un estado de entretenimiento y relajación libera neurotransmisores como las endorfinas, lo que genera un estado de bienestar y relajación. Es necesario que nos tomemos al menos 1 hora al día para realizar una actividad que nos guste, a fin de poder relajarnos y darnos un descanso mental, desconectar de la rutina.

10 consejos sobre cómo combatir la ansiedad

  • 5: Cuestionar nuestros propios pensamientos. Una persona que sufre de ansiedad, suele tener pensamientos exagerados y reacciones poco realistas ante problemas de la vida cotidiana. La imaginación es exagerada y se logra “hacer una tormenta de un vaso de agua”. Por eso debemos cuestionar nuestros pensamientos y reacciones frente a los problemas, pensar si las situaciones son realistas, si lo que pensamos se hará realidad y cuál sería la forma más razonable y sencilla de resolverlo.

 

  • 6:  Enfrentar las situaciones desde una perspectiva positiva. Está comprobado que si enfrentamos distintas situaciones de la vida cotidiana desde un ámbito positivo, podemos mejorar el rendimiento físico y mental para efectuar determinada acción. Debemos a acostumbrarnos a actuar desde el lado positivo de la situación. Por ejemplo, si tenemos que realizar determinada tarea, podemos pensar “es imposible hacer esto”. Debemos a aprender a cambiar la forma de pensar esa situación y lograr cambiar la perspectiva a un modo positivo de enfrentar el problema, como “seguro me resultará difícil de hacerlo, pero me esforzaré y haré todo lo que pueda”. Esto también es beneficioso para reducir los niveles de estrés y aumentar el rendimiento físico y mental frente a determinadas situaciones. Esto es una de las piezas claves que nos ayudará a poder combatir la ansiedad.

 

  • 7: Vivir el presente. La persona ansiosa, generalmente suele preocuparse mucho por el futuro y a alarmarse por los hechos del pasado. Esto hace que el individuo viva centrado en todo lo negativo que pudiera ocurrir en el futuro, y esto hace que llene su mente de ansiedad e inseguridad sobre lo que podría ocurrir. Es importante que controlemos esa ansiedad de pensar en lo negativo que puede ocurrir todo el tiempo, centrarlos y disfrutar el ahora, el hoy, el presente. Ver que nada malo nos está ocurriendo hoy y concentrarnos en ello, puede ayudarnos a dejar de pensar en lo que nos pudiera ocurrir en el futuro.

 

  • 8: Cuidado al demostrar o expresar ciertas emociones. En ocasiones se nos anima y se nos dice que liberar las emociones puede aliviar tensiones en nuestro cuerpo y despejar la mente. Esto no es del todo cierto y está comprobado. Estudios realizados demuestran que descargar ciertas emociones y reflejarlas en el exterior puede hacernos más ansiosos y generarnos trastornos agresivos e incluso irritables. Ciertas emociones como la ira, el enojo, la frustración, entro otros, es mejor reprimirlas de forma tranquila, que descargándolas a través de una actividad.

 

  • 9: Practicar ejercicio físico. Está comprobado que realizar una actividad física ayuda a liberar tensiones. En especial esos ejercicios físicos intensos permiten liberar tensiones y liberar endorfina. Además, el ejercicio ayuda en la re-estructuración del cerebro, por lo que resiste mejor al estrés y a la ansiedad. Realizar al menos 30 minutos de actividad física intensa por día es muy bueno para nuestra mente, y nuestro físico también lo agradecerá.

 

  • 10: Aprender a relajarse y respirar. Cuando uno esta muy estresado y ansioso, es normal que estemos contracturados y que nos duela el cuerpo. Existen varios métodos de relajación que nos permitirán aliviar el estrés y combatir la ansiedad. Uno de ellos es tensar todo nuestro cuerpo y nuestros músculos y luego “liberarlos” suavemente. Otra de las técnicas es cerrar los ojos e imaginarnos en un lugar tranquilo, pacífico, seguro y sin preocupaciones, imaginarnos en él y quedarnos un rato con los ojos cerrados acompañado de una respiración lenta y profunda. Esto hará que nos calmemos, nuestro cuerpo se relaja, liberemos tensiones y despejemos la mente de todo pensamiento estresante.

10 consejos sobre cómo combatir la ansiedad

Test de ansiedad

Estas son sólo algunas preguntas que nos podemos hacer para saber si estamos o nos sentimos en un estado de ansiedad. Preguntémonos y contestemos sinceramente un “SI” o “NO” para cada pregunta:

  • ¿Estás demasiado irritable últimamente?
  • Tienes una fecha importante por delante. ¿Te comienzas a desesperar desde varios días antes?
  • ¿Te ha resultado imposible relajarte últimamente?
  • ¿Presentas movimientos repetitivos y constantes en tus pies o manos?
  • ¿Sientes por momentos que tu vida no es real o que estás dentro de una fantasía?
  • ¿Te preocupas por prácticamente todo?
  • ¿Evitas determinadas situaciones por cualquier motivo, buscando excusas?
  • ¿Sientes palpitaciones, taquicardia, mareos, ahogos y sensación de que estás perdiendo el control y te vas a morir sin explicación alguna?

Si la mayoría a estas preguntas ha sido un “SI”, entonces debemos ser conscientes que padecemos cierto trastorno de ansiedad.

Para evitar el problema y combatir la ansiedad podemos recurrir a un psicólogo, o podemos intentar varias de estas técnicas que expusimos en el artículo. Cabe mencionar que también existen medicamentos para la ansiedad, y a pesar de que puedan resultar efectivos, contienen diversos efectos adversos o efectos secundarios que no nos beneficiarían a largo plazo, por lo que lo mejor en intentar superarla de forma natural mediante distintos métodos.

Si lo intentamos, puede que encontremos formas prácticas y efectivas con el objetivo de evitar la ansiedad, evitar el malestar y la sensación de alerta que esta nos provoca, y poder relajarnos y descansar nuestro cuerpo y nuestra mente.


Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *