Abuso sexual de niños

   16/10/2013    Comentarios desactivados en Abuso sexual de niños

Es considerado abuso sexual de niños a toda conducta en la que un menor es utilizado como un objeto sexual, en la cual la otra persona mantiene con ese niño una relación desigual (en cuanto a la edad, madurez o poder). Abuso sexual significa que el niño es forzado o persuadido para tener sexo u otras actividades sexuales, incluyendo: sexo oral, tener relaciones sexuales, pornografía, tocar (acariciar).

Hace algunas décadas el abuso sexual de niños no se le hacía frente, pero en la actualidad es considerado un asunto muy serio el cual se tiene muy en cuenta. El abuso sexual de niños es un tema complicado de abordar, ya que los niños muchas veces temen comentar el hecho sucedido y es por esto que muchos casos en donde hubo abuso no son denunciados. El perfil del abusador es casi siempre el mismo, ya que el abusador conoce casi siempre al niño victima del abuso sexual.

Abuso sexual de niños

Esto sucede en todas las clases socioeconómicas, es decir que no es un problema que tenga que ver con el estatus social y tiene iguales factores de riesgo que el maltrato físico infantil, como lo son:

  • Problemas familiares
  • Pobreza
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Consumo de drogas
  • En algunos casos también los mismos abusadores tienen antecedentes de sufrir maltrato físico o haber sido abusados sexualmente.
  • Algunos sufren de un trastorno psiquiátrico llamado: pedofilia, la cual es una parafilia, la cual se caracteriza por la excitación y placer sexual obtenidos mediante actividades o fantasías sexuales con niños entre las edades de 8 y 12 años.

Síntomas del abuso sexual en niños

Los síntomas del abuso sexual en niños son muy parecidos a los síntomas que ven en una depresión, o en una ansiedad, los cuales pueden ser:

  • Trastornos alimentarios, por ejemplo: anorexia nerviosa
  • Problemas rectales o genitales, como: dolor con la micción,  dolor en las deposiciones, prurito o también secreción vaginal.
  • Problemas intestinales (ensuciarse o sufrir de incontinencia fecal)
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Dolores de cabeza consecutivos
  • Dolores estomacales

Es común que un niño abusado se muestre:

  • Excluido de las actividades que son normales
  • Sienta miedos exagerados
  • Con comportamientos perturbadores como: consumo de alcohol, drogas.
  • Se implique en comportamientos sexuales riesgosos
  • Tenga un rendimiento escolar o liceal bajo

Si ud. tiene dudas acerca de si un niño ha sufrido abuso sexual, llévelo al medico para que este lo revise y pueda decir con certeza si ha ocurrido. Es importante que lo lleve lo más rápido posible, ya que hay muchos signos de lesiones relacionados al abuso sexual de niños que son de carácter temporal. Una vez que el niño este en el médico este le hará un examen físico completo, ya que el examinador debe buscar todo tipo de signos de maltrato físico. En algunos casos también el médico puede ordenar exámenes de sangre para descartar alguna enfermedad de trasmisión sexual, como: VIH, sifilis, gonorrea, también en el caso de una mujer para descartar un embarazo.  Es importante saber que también se debe hacer una denuncia correspondiente por abuso sexual.

En cuanto al tratamiento es igual que para cualquier tipo de hematomas, cortaduras. Se pueden utilizar medicamentos si existe la presencia de enfermedades de transmisión sexual y las mujeres mayores pueden recibir también medicamentos que ayuden a la prevención de un embarazo.

Es muy importante que cualquier niño que haya sufrido abuso sexual de cualquier forma que sea, deba recibir una consulta con un psicólogo o psiquiatra. También existen grupos de apoyo para niños que han sido maltratados o abusados, para sus papás u otros adultos que cuidan de los niños.

El pronostico del niño siempre depende de: la contención familiar que tenga, la contención social, la terapia que reciba, el tipo de abuso y el tiempo que fue abusado, la personalidad del niño. También depende de que no sufra algún trastorno relacionado con el abuso, como: trastornos del sueño, actividades sexuales que sean inseguras, ansiedad, depresión, entre otros.

En cuanto a la prevención del abuso sexual de niños, esta principalmente en enseñarle a los niños a comunicarse sin esconder secretos, que aprendan a diferenciar lo que es un contacto con alguien mayor “normal” y cual no lo es, también está en supervisar a los niños u adolescentes, de esta manera se proporciona tranquilidad para las dos partes.