Accidente cerebrovascular

   17/01/2014    Comentarios desactivados en Accidente cerebrovascular






Se le llama accidente cerebrovascular (ACV) cuando el flujo sanguíneo de una zona cerebral se detiene. Cuando el flujo sanguíneo se interrumpe por más de pocos segundos esto hace que el cerebro no reciba ni sangre ni oxigeno, pudiéndose originar un daño permanente ya que las células cerebrales pueden morir.

Accidente cerebrovascular

Causas de un accidente cerebrovascular (ACV)

Existen dos tipos de ACV:

  • Accidente cerebrovascular isquémico
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico

ACV isquémico

En el caso del accidente cerebrovascular isquémico: este se da cuando cuando un vaso sanguineo que esta encargado de enviar sangre al cerebro se ve bloqueado a causa de un coagulo sanguíneo.

Este bloqueo de un vaso sanguíneo se puede dar de dos formas:

  1. Accidente cerebrovascular trombótico: en el cual se forma un coágulo en una arteria que se encuentra muy comprimida.
  2. Embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico: lo cual se da cuando se desprende un coagulo en alguna parte del cuerpo o en otro lugar de los vasos sanguíneos y se traslada hacia el cerebro.

También los accidentes cerebrovasculares isquémicos pueden darse por tener una arteria obstruida, lo cual se da cuando se acumulan en la pared arterial: colesterol, grasa y otras sustancias, formando una sustancia que es pegajosa y se denomina placa.

ACV hemorrágico

En el caso de un accidente cerebrovaacular hemorrágico se da cuando un vaso sanguíneo de una parte corporal resulta debilitado y se rompe, haciendo que la sangre vaya hasta el cerebro.

En algunos casos ya se traen algunos defectos en los vasos sanguíneos cerebrales que hacen que esto sea posible, como los son una malformacion arteriovenosa o un aneurisma.

Factores de riesgo de un ACV:

  • El principal factor de riesgo es la hipertensión arterial, aunque existen otros factores de riesgo como:
  • Tener diabetes
  • Colesterol alto
  • Fibrilación auricular
  • Tener más de 55 años de edad
  • Tener antecedentes familiares ACV
  • Tener mala circulación en las piernas a causa de arterias estrechas
  • Tener cardiopatía

Siempre la posibilidad de tener un ACV aumenta en las personas que no tienen un estilo de vida saludable, nos referimos con esto a:

  • Fumar
  • Consumir alcohol excesivamente
  • Tener sobrepeso o ser obeso
  • Consumo excesivo de grasa
  • Consumo excesivo de sal
  • Consumo de cocaína
  • Tomar pastillas anticonceptivas (píldoras) puede hacer que se presenten coágulos sanguineos, aunque es mayor el riesgo en mujeres que tienen más de 35 años y son fumadoras.

Síntomas de un ACV: 

Los síntomas se presentan por lo general sin aviso previo, o se pueden dar por etapas en el primer día y segundo. Siempre van a depender de que parte cerebral se vea afectada, y por lo general los síntomas son más graves ni bien se da pero pueden ir empeorando.

En determinados casos se puede dar que la persona no se de cuenta que esta teniendo un ACV.

En el caso de que el ACV este dado por un sangrado cerebral se puede dar dolor de cabeza. Este dolor de cabeza comienza de repente y puede ser fuerte, se da cuando se esta acostado, es un dolor de cabeza que hace que se despierte y se pone peor cuando Ud. cambia la posición, se agacha, hace algún esfuerzo como por ejemplo toser.

Como mencionamos, otros síntomas van a depender de la parte cerebral afectada y de la gravedad del ACV, algunos son:

Cambios en: 

  • Lucidez mental: coma, somnolencia y pérdida del conocimiento.
  • Confusión
  • Perdida de memoria
  • Audición
  • Torpeza
  • En el sentido del gusto
  • En la sensibilidad, afectando el tacto, dolor,  presión o temperaturas distintas

Problemas con:

  • Deglutir
  • Leer o escribir
  • Controlar esfinteres
  • Tener mareos
  • Vértigo
  • La coordinación
  • La vista: disminución, visión doble o ceguera total.
  • Para hablar o comprender lo que otros que están hablando
  • Para caminar
  • Tener debilidad en los músculos de la cara, el brazo o la pierna (generalmente solo de un lado).
  • Entumecimiento en un lado del cuerpo
  • Presentar cambios emocionales y anímicos

Exámenes médicos:

En estos casos es necesario hacer exámenes de todo tipo, es probable que le medico verifique si:

  • Tiene problemas con el movimiento
  • Problemas con la sensibilidad, los reflejos
  • Problemas de comprensión y habla
  • Problemas con la visión
  • Estos tipos de exámenes se repiten con el tiempo con el fin de ver si empeora o mejora el ACV.
  • También en estos casos de toma la presión arterial, ya que suele estar alta. Se puede llegar a escuchar un ruido anormal (soplo) al auscultar la arteria carótida en el cuello u otra arteria. El soplo es a causa de un flujo sanguíneo que se da de forma irregular.
  • Los exámenes ayudan al médico a determinar la causa, el tipo de ACV y donde se localiza, pudiendo así descartar que se trate de otro tipo de enfermedad.
  • Se puede realizar una angiografía de la cabeza, la cual ayuda a ver cuál es el vaso sanguíneo obstruido o que esta sangrando.
  • Se puede realizar un dúplex carotídeo (ecografía) que puede ayudar a mostrar si hay alguna vena estrecha del cuello.
  • Una angiografía por resonancia magnética (ARM), una angiografía por tomografía computarizada, logrando ver si hay vasos sanguíneos en el cerebro que no son normales.
  • Tomografía computarizada del cerebro
  • Una resonancia magnética del cerebro
  • Una ecocardiografía (para ver si el ACV se dio por una coagulo sanguíneo que viene desde el corazón)

Exámenes de laboratorio:

  • Tiempo de sangría
  • Azúcar en sangre
  • Colesterol en la sangre
  • Algunos exámenes de coagulación sanguínea: tiempo de protrombina o tiempo parcial de tromboplastina.
  • Un conteo sanguíneo completo
  • Un electrocardiograma
  • Monitoreo del ritmo cardíaco para mostrar si un latido cardíaco irregular.

Tratamiento de un ACV

En cuanto al tratamiento de un ACV, es importante mencionar que es una emergencia médica por lo tanto debe acudir a emergencias lo antes posible.

Si Ud. se trata de inmediato no solo puede salvar su vida sino que también se reducen las posibilidades de problemas a raíz del ACV.

  • En el caso en que el ACV se de a causa de un coágulo sanguineo se le puede administrar un fármaco trombolítico con el fin de disolverlo. Para este tipo de tratamiento se necesita que lo vea un médico lo más rapido posible (dentro de 3 a 4 horas desde que comenzó)
  • También dependiendo la causa del ACV, se le pueden administrar anticoagulantes, como: heparina o warfarina (Coumadin), ácido acetilsalicílico (aspirina) o clopidogrel (Plavix).
  • Algún medicamento que ayude a controlar los síntomas, y la hipertensión arterial.
  • Nutrientes
  • Líquidos
  • Sonda de gastrostomía (sonda de alimentación en el estómago)
  • Cirugía para dar un alivio a los síntomas, o lograr prevenir más ACV.

El principal objetivo del tratamiento luego de que se dio un ACV es ayudar a la persona para que logre recuperar la mayor funcionalidad posible y también el prevenir ACV futuros.

Pronostico de un ACV:

  • En cuanto al pronostico siempre va a depender de: el tipo de ACV que sea, cantidad de tejido cerebral que se vio afectado, funciones corporales que se vieron afectadas, cuan rápido se recibió el tratamiento, si la dificultad en el movimiento, en el pensamiento, el habla mejoran en semanas o meses.
  • También las personas que tuvieron un ACV isquémico tienen mayor probabilidad de sobrevivir que las que tuvieron un ACV hemorrágico.
  • La probabilidad de que suceda otro ACV siempre es mayor durante las semanas o meses después del primero, disminuyendo luego.
  • Un poco más de la mitad de las personas que sufrieron un ACV son capaces de valerse por si mismas y vivir en su hogar, aunque en otros casos se necesita ayuda para los cuidados.