Accidente isquémico transitorio

   16/01/2014    Comentarios desactivados en Accidente isquémico transitorio






Se le llama accidente isquémico transitorio (AIT) a lo que sucede cuando se para el flujo sanguíneo en una parte del cerebro, dándose esto por un periodo de tiempo breve. Los síntomas son muy similares a un accidente cerebrovascular (ACV) hasta por 24 horas, pero se da entre 1 y 2 horas solamente.

Cuando se produce un accidente isquémico transitorio se debe tomar como una advertencia, ya que en un futuro puede ocurrir un ACV.

Accidente isquémico transitorio

Causas de un AIT

No es lo mismo un AIT que un ACV. Luego de que se da un AIT, el bloqueo se logra romper rápidamente logrando disolverse, pero en el caso de un ACV se da una muerte del tejido cerebral.

Que suceda está perdida del flujo de sangre en un área cerebral puede deberse a:

  • Tener hipertensión arterial, siendo este el principal riesgo tanto para los AIT, como para los ACV.
  • Una lesión en los vasos sanguíneos
  • Tener un coágulo de sangre en una arteria cerebral
  • Tener un coagulo de sangre que va hacia el cerebro desde otra parte corporal, como lo es por ejemplo el corazón.
  • Que se agrande un vaso sanguíneo cerebral o que lleva al cerebro

Existen ciertos factores de riesgo, los cuales son:

  • Tener cardiopatía
  • Fibrilación auricular
  • Diabetes
  • Tener antecedentes familiares de ACV
  • Tener colesterol alto
  • Ser mayor de 55 años
  • Tener mala circulación en las piernas a causa de arterias estrechas

Síntomas de un accidente isquémico transitorio

Los síntomas comienzan de forma repentina, y su duración es de poco tiempo, desde unos minutos hasta las 2 horas, desapareciendo luego por completo.

Tanto los síntomas de un AIT como los de un ACV son iguales:

  • Tener una sensación anormal de movimiento o mareo
  • Tener cambios en la lucidez mental, como los son: somnolencia, inconsciencia, coma, entre otros.
  • Tener cambios en la sensibilidad, viéndose comprometido el: dolor, temperatura, presión, tacto, audición y gusto.
  • Sentirse confundido
  • Perder la memoria
  • Problemas para comer
  • Problemas para leer o para escribir
  • Problemas para el control de esfínteres
  • Problemas en la coordinación con tropiezos
  • Tener la cara caída
  • Dificultad para el reconocimiento de objetos o reconocer personas
  • Tener cambios emocionales
  • Dificultad para decir o entender palabras
  • Problemas para caminar
  • Pérdida de la visión que puede darse en uno o en ambos ojos
  • Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo
  • Debilidad en un lado del cuerpo

Exámenes médicos:

  • El medico realizará un examen físico para ver si hay problemas cardíacos o vasculares, también si hay problemas con los nervios y los músculos.
  • Se hacen exámenes para descartar un ACV.
  • También en estos casos de toma la presión arterial, ya que suele estar alta. Se puede llegar a escuchar un ruido anormal (soplo) al auscultar la arteria carótida en el cuello u otra arteria. El soplo es a causa de un flujo sanguíneo que se da irregularmente.
  • Una  ecocardiografía (para ver si viene del corazón el coagulo)
  • Un dúplex carotídeo (ecografía), ayudando a ver si es un problema de que las arterias carótidas del cuello están estrechas.
  • También una ECG , un monitoreo del ritmo cardíaco verificando si hay latidos cardíacos que son irregulares.
  • Tomografía computarizada de la cabeza (si es un ACV mostrará cambios, si es un AIT no)
  • Resonancia magnética cerebral (si es un ACV mostrará cambios, si es un AIT no)
  • También se puede hacer una angiografía, una angiografía por tomografía computarizada o una angiografía por resonancia magnética. Esto sirve para ver cual vaso sanguíneo esta sangrando o bloqueado.
  • Otros exámenes como: si hay una cardiopatía, diabetes, hipertensión, alto colesterol,entre otros.

Tratamiento para un AIT

  • Lo principal es evitar que se de un ACV (accidente cerebrovascular), y para esto si ud. tuvo un AIT dentro de las ultimas 48 horas es posible que se lo deje internado en observación y logrando buscar que fue que lo causo.
  • Se pueden recibir anticoagulantes con el fin de disminuir la coagulación de la sangre, algunos pueden ser: ácido acetilsalicílico (aspirina), dipiridamol, clopidrogel, Aggrenox o heparina, Coumadin, entre otros.
  • En casos de hipertensión, tener algún trastorno sanguíneo, tener una cardiopatía, o diabetes deben ser tratados.

Es muy importante si ud. presenta síntomas de un AIT que asista de inmediato a un hospital ya que es una emergencia medica. En caso de que los síntomas desaparezcan no los ignore, ya que pueden ser una advertencia y tener un ACV en el futuro..

La aparición de un ACV en un futuro se puede reducir teniendo cuidados que el médico puede indicar, siempre dependiendo de que fue que causo un AIT.