Acidosis tubular renal distal

   15/01/2014    Comentarios desactivados en Acidosis tubular renal distal






La acidosis tubular renal distal es una enfermedad que se da a causa de que los riñones no logran eliminar el ácido de forma apropiada en la orina, haciendo que quede ácido en la sangre.

El cuerpo en su funcionamiento normal produce ácido, y en el caso de que este ácido no se elimine de forma correcta o neutralice hace que la sangre se vuelva demasiado ácida. Esto que ocurre hace que se generen desequilibrios electrolíticos en la sangre.

Una de las funciones de los riñones es que ayudan en el control del nivel de ácido corporal, quitando los ácidos de la sangre y haciendo que se eliminen por medio de la orina.

Esta enfermedad: acidosis tubular renal distal (ATR tipo I) se da a causa de un defecto dado en  los conductos renales, lo cual hace que el ácido se acumule en la sangre.

Acidosis tubular renal distal

Algunas de las afecciones que pueden generar la ATR tipo I son:

  •  Enfermedad de Fabry
  • Nivel alto de calcio en la sangre
  • Amiloidosis
  • Enfermedad drepanocítica
  • Síndrome de Sjögren
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Enfermedad de Wilson
  • Uso de algunos fármacos como: anfotericina B, litio y analgésicos.

Síntomas de la ATR tipo I son:

  • Confusión o en algunos casos disminución de la lucidez mental
  • Problemas en el crecimiento
  • Un aumento en la frecuencia respiratoria
  • Presentar cálculos renales
  • Sentirse fatigado
  • Nefrocalcinosis
  • Osteomalacia
  • Raquitismo
  • Debilidad muscular

También se dan otros síntomas como:

  • Dolor en los huesos
  • Anomalías esqueléticas
  • Disminución del gasto urinario
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Calambres musculares
  • Dolor en la espalda, el costado o en el abdomen

Exámenes médicos:

Algunos exámenes que su médico puede indicarle son:

  • Gasometría arterial y químicas sanguíneas, pudiendo mostrar acidosis metabólica o desequilibrios electrolíticos, también bajos niveles de potasio o bicarbonato.
  • pH de la orina (en pacientes con esta enfermedad es mayor a 5.3)
  • Exámenes de orina

Tratamiento para la ATR tipo I:

Lo principal que se busca es restaurar el pH normal (nivel ácido-básico) y el equilibrio electrolítico, logrando con esto que se reduzca la acumulación de calcio en los riñones, que se corrijan los problemas óseos, y cálculos renales.

Existen algunos medicamentos alcalinos que ayudan a que se corrija la acidez del cuerpo, como lo son: citrato de potasio, bicarbonato de sodio.

Es importante que se trate este trastorno para que se reduzcan sus efectos y complicaciones, que pueden ser permanentes o mortales. Casi todos los casos que son tratados a tiempo mejoran.

Consiga ayuda medica inmediatamente si desarrolla síntomas de emergencia, como lo son: disminución del estado de conciencia,

convulsiones, disminución de la lucidez mental u orientación.