Acromegalia

   31/10/2013    Comentarios desactivados en Acromegalia






La acromegalia es una enfermedad crónica rara en la cual se presenta una sobreproducción de la hormona del crecimiento, producida por la glándula pituitaria. Los tejidos corporales se van agrandando con el tiempo. Se estima que en el mundo hay entre 40 y 50 personas con esta enfermedad por cada millón de habitantes. La acromegalia no es lo mismo que el gigantismo, ya que en este se presenta un crecimiento exagerado de los huesos antes de la pubertad.

Acromegalia

Causas de la acromegalia

Como mencionamos es ocasionada por una producción anormal de la hormona del crecimiento luego de haber finalizado el crecimiento normal del esqueleto y el resto de los órganos. En el caso de los niños, la producción en exceso de la hormona del crecimiento produce gigantismo y no acromegalia. Generalmente un tumor benigno (no canceroso) ubicado en la hipófisis hace que se produzca un aumento en la liberación de esta hormona.
Dicha glándula se ocupa del control, la producción y la liberación de varias hormonas diferentes, entre ellas la hormona del crecimiento.

Síntomas de la acromegalia

  • Olor corporal
  • Sudor excesivo
  • Fatiga recurrente
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Poca fuerza muscular (debilidad)
  • Dolor en las articulaciones
  • Movimiento articular con limitaciones
  • Inflamación en las áreas óseas, que cubren las articulaciones
  • Huesos de la cara de tamaño grande
  • Tamaño grande de los pies y manos
  • Mandíbula y lengua de tamaño grande
  • Estatura excesiva (esto cuando la producción excesiva de hormona del crecimiento, se comienza a dar en la niñez)
  • Dolores de cabeza
  • Ronquera
  • Glándulas en la piel grandes (glándulas sebáceas)
  • Apnea del sueño
  • Engrosamiento de la piel, papilomas cutáneos
  • Mucho espacio entre los dientes
  • Dedos de manos y pies ensanchados, con hinchazón, enrojecimiento y dolor. Esto se da debido al crecimiento excesivo de la piel.

Otros síntomas son:

  • Excesivo vello en las mujeres
  • Aumento de peso

Tratamiento para la acomegalia

Existe la posibilidad de una cirugía para sacar el tumor hipofisario que causa esta enfermedad,  corrigiendo la secreción anormal de la hormona del crecimiento en la mayor parte de los pacientes. En algunos casos, cuando el tumor es muy grande no se extirpa por completo.

También se emplea una radiación de la hipófisis, en personas que no responden a la cirugía. Igualmente, la reducción de los niveles de hormona del crecimiento después de realizada la radiación es muy lenta.

También se pueden emplear medicamentos para la acomegalia, como:

  • La octreotida (Sandostatin) o la bromocriptina (Parlodel) .
  • El pegvisomant (Somavert)
  • Dichos medicamentos se pueden emplear antes o después de la cirugía o en casos en que no es posible someterse a una cirugía.

Es necesario que luego de la operación o tratamiento acuda al médico regularmente para confirmar que la hipófisis esté trabajando de manera normal.