Administración de medicamentos líquidos

   28/01/2014    Comentarios desactivados en Administración de medicamentos líquidos






Los medicamentos líquidos deben ser bien agitados antes de ser utilizados. Para su administración es conveniente utilizar una jeringa oral ya que presentan más ventajas que una cuchara. Las cucharas pueden utilizarse pero al no tener el mismo tamaño, no hay manera de medir si es la cantidad necesaria de medicamento que debe ingerir.

En cuanto a las cucharas medidoras utilizadas para la cocina son precisas en la medida, pero se puede derramar el medicamento con facilidad, es por esto que es recomendable utilizar una jeringa ya que son fáciles de usar y precisas en la medida. Si su hijo necesita llevar una dosis a la guardería, escuela o liceo Ud. puede colocar una dosis en una jeringa con tapa.

Administración de medicamentos líquidos

 

Es conveniente la supervisión de un adulto cuando se consuma el medicamento en caso de ser fuera del hogar, y dentro del hogar también, ya que existen casos de niños pequeños que se han llegado a ahogar con las tapas de las jeringas. Por este motivo para mayor seguridad se debe retirar la tapa antes de usar una jeringa oral y guardarla o descartarla en un bote de basura sino va a utilizarla a futuro.

Otra forma fácil de tomar un medicamento liquido es con las tazas dosificadoras que también son una forma muy práctica. Antes de utilizarla le recomendamos que verifique siempre que las unidades (cucharadas, cucharaditas, mL o cc) tanto en la taza como en la jeringa sean iguales que las unidades de la dosis que desea administrar.

En cuanto al gusto de los medicamentos líquidos este va mejorando con el pasar de los años, por lo general no saben bien pero existe la posibilidad de agregar sabores a los medicamentos, debe consultar cuando lo compre por esta opción.

A continuación compartimos una tabla de conversión de unidades que puede ser de utilidad para la administración de medicamentos líquidos:

  • 1 mL = 1 cc
  • 2,5 mL = 1/2 cucharadita
  • 5 mL = 1 cucharadita
  • 15 mL = 1 cucharada
  • 3 cucharaditas = 1 cucharada