Alergia a los Frutos Secos

Like Comentar

Los frutos secos son una mezcla de frutos provenientes de distintos tipos de plantas y árboles, y se les denomina “frutos secos” debido a que contienen grandes cantidades de grasas y proteínas y muy pocas cantidades de agua, además de que se consumen de forma desecada. Hay muchas personas que sufren de alergia a los frutos secos, y estas alergias causan distintos tipos de reacciones que estaremos analizando en este post.

¿Cuáles son los frutos secos?

Ciertamente hay mucha variedad de esta clase de frutos, aunque muchos de ellos son conocidos en todo el mundo y utilizados en infinidad de recetas debido a que brindan un sabor muy especial a las comidas y poseen una cantidad de nutrientes importantes para nuestro organismo. Algunos de los denominados frutos secos de consumo común, son:

  • Nuez
  • Anacardo
  • Piñón
  • Castaña
  • Avellana
  • Almendra
  • Pistacho
  • Pipa o semilla de Girasol
  • Pipa o semilla de Calabaza
  • Semilla de Sésamo
  • Semilla de Lino
  • Cacahuete o Maní (científicamente es una leguminosa, pero se considera fruto seco debido a sus cantidades en aceite).

Alergia a los Frutos Secos

¿Qué es la alergia a los frutos secos?

La alergia a los frutos secos es una reacción adversa producida por nuestro sistema inmunológico y que puede producirse al entrar en contacto, ingesta o incluso inhalación de los frutos secos. Las personas alérgicas a estos suelen manifestar su patógeno a temprana edad y perdura durante toda la vida de la persona. Las reacciones alérgicas suelen variar en intensidad desde leves a muy graves.

Cualquier fruto seco puede producir reacciones alérgicas, aunque los más propensos a esto debido a su consumo mundial son: las nueces, las almendras, los cacahuetes o manís y las avellanas. Dado que los frutos secos es una categoría compuesta por muchos frutos y de distintas familias de plantas y árboles de origen, es muy común que los afectados con alergia, se vean afectados de sólo 1 o 2 frutos secos y no a todos en general. Aunque también existen muchos casos donde las personas son alérgicas a la mayoría de estos frutos, teniendo que evitar el consumo de la mayoría de ellos, si no es que de todos, ya que la proteína que produce la alergia se encuentra en varios de estos frutos, o debido a la denominada Reactividad cruzada.

Alergia a los Frutos Secos

¿Qué reacciones o efectos puede producir la alergia a los frutos secos?

Si eres alérgico a los frutos secos o a alguno de estos, puede que sufras algunos de los siguientes síntomas si entras en contacto o consumo con el fruto que active la reacción alérgica:

  • Inflamación
  • Conjuntivitis
  • Problemas en la Piel (granos, ronchas, urticaria, enrojecimiento o inflamación de la cara o boca, erupciones)
  • Problemas digestivos (náuseas, vómitos o diarrea)
  • Reacciones cardiovasculares (mareo o desmayos)
  • Reacciones del sistema respiratorio (congestión nasal, estornudos, ojos rojos y llorosos, crisis asmática y ataques de tos)
  • Las personas con casos graves, la alergia a los frutos secos puede producir reacciones de anafilaxia. Por lo que la persona puede sufrir ataques en los que la presión arterial se disminuye de forma drástica, las vías respiratorias se estrechan y se le puede hinchar la lengua. Esto produce un riesgo de muerte por asfixia si no se tiene el medicamento o antídoto en el momento.

Algunos medicamentos en contra de las reacciones alérgicas, suelen recetarse por un médico profesional basado en el tipo de alergia y la intensidad de la misma. Si se trata de una reacción alérgica grave, que produce anafilaxia, lo usual es que receten al paciente que siempre lleven consigo o tengan a mano una inyección de adrenalina. Cualquier medicamento debe ser recetado y recomendado por un especialista, por lo que no debemos comprarlo nosotros mismos sin previa consulta o receta médica.

Alergia a los Frutos Secos

Diagnóstico

Si tú o tu médico personal sospecha que puedes tener algún tipo de alergia, lo probable es que debas consultar un alergólogo, que es un médico profesional que se dedica al estudio de las alergias. Luego de algunas pruebas o exámenes médicos, se diagnosticará si sufres de algún tipo de alergia a los frutos secos. Esto siempre debe realizarse bajo supervisión o análisis médico.

Si puedes consumir, o no, ciertos tipos de frutos secos que no te generen reacciones alérgicas, esto lo determinará un médico profesional o un alergólogo. Dependiendo del tipo de alergia y la intensidad de la misma, los médicos determinarán el tipo de tratamiento adecuado para el paciente y podrán recomendar una dieta para el consumo diario sin riesgos para el paciente que sufre la alergia a los frutos secos y a otras clases de alimentos.


Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *