Cartílago

   23/07/2011    Comentarios desactivados en Cartílago






CARTíLAGO

Reumatología: El cartílago

El cartílago es un tejido flexible conectivo que se encuentra en muchas áreas en los cuerpos de los seres humanos y otros animales, incluyendo las articulaciones entre los huesos, las costillas, el oído, la nariz, el codo, la rodilla, el tobillo, los tubos bronquiales y los discos intervertebrales. No es tan duro y rígido como el hueso, pero es más rígido y menos flexible que el músculo.
El cartílago está compuesto de células especializadas llamadas condroblastos que producen una gran cantidad de matriz extracelular compuesta por colágeno tipo II, sustancia fundamental rica en abundantes proteoglicanos y fibras de elastina. Los Condroblastos que quedan atrapados en la matriz se llama condrocitos.
El cartílago se clasifica en tres tipos, elástico, hialino y fibrocartílago, que difieren en las cantidades relativas de estos tres componentes principales.
A diferencia de otros tejidos conectivos, el cartílago no contiene vasos sanguíneos. Debido a esto, se recupera muy lentamente. Los condrocitos son suministrados por la difusión,

Crecimiento y desarrollo del cartílago

En la embriogénesis, el sistema esquelético deriva del mesodermo. La condrogénesis es el proceso por el cual el cartílago se forma a partir de tejido del mesénquima condensado, que se diferencia en condroblastos y comienza a secretar las moléculas que forman la matriz extracelular.
Al comienzo del desarrollo fetal, la mayor parte del esqueleto es cartilaginoso. Este cartílago temporal es reemplazado gradualmente por hueso (osificación), un proceso que termina en la pubertad. En contraste, el cartílago de las articulaciones se mantiene sin osificar durante toda la vida y, por tanto, es permanente.

Reparación del cartílago

Una vez dañado, el cartílago tiene una capacidad limitada de reparación. Debido a que los condrocitos están obligados a estar las lagunas, no pueden migrar a las áreas dañadas.
Además, debido a que el cartílago no tiene o tiene un muy limitado suministro de sangre, la deposición de una nueva matriz es lenta. Una vez dañado el cartílago es generalmente reemplazado por tejido cicatrizado (fibrocartílago). En los últimos años, los cirujanos y los científicos han elaborado una serie de procedimientos de reparación del cartílago que ayudan mucho.