YaSalud

tos ferina

El coqueluche se denomina tambien tos ferina y tos convulsa.

Se la llama tambien a veces pertusis, dado que es causada por la bacteria Bordetella pertussis, pero seria una denominación “etiologica” y poco correcta.

Es una infección altamente contagiosa de las vías respiratorias. En las fases avanzadas, aparece como una tos severa y seca seguida de respiración que suena como “grito”.
En la primera mitad del siglo 20, la tos ferina era una enfermedad principal de la infancia y causa frecuente de mortalidad infantil. Pero después de la introducción de una vacuna, el número de casos disminuyó gradualmente, hasta ya alcanzar un mínimo historico en la década de 1970.
Desde entonces, sin embargo, la incidencia de tos ferina ha ido en aumento, principalmente entre los niños demasiado jóvenes para haber completado el ciclo completo de vacunación y los adultos cuya inmunidad se ha desvanecido.

Sintomas

Una vez que la persona se infecta con la tos ferina, se necesitan tres a 12 días para que los signos y los síntomas aparezcan. Son generalmente leves al principio y se asemejan a los de un resfriado común:

Después de una semana o dos, los signos y los síntomas empeoran y aparecen:

  • Una  flema muy espesa
  • Vómitos
  • La cara se vuelve rubicunda o incluso amoratada
  • Fatiga extrema

Causas

La tos ferina es causada por bacterias. Cuando una persona infectada tose o estornuda, el germen dentro de  pequeñas gotitas se esparce por el aire y entra en los pulmones de cualquier persona que pasa cerca.
Una vez dentro de las vías respiratorias, las bacterias se multiplican y producen toxinas que interfieren con la capacidad del aparato respiratorio para barrer los gérmenes. Un moco espeso se acumula dentro de las vías respiratorias, lo que provoca una tos incontrolable.
La bacteria también puede causar inflamación, lo que estrecha las vias respiratorias.

Exámenes paraclinicos

  • Puede tomarse una muestra de su nariz o garganta. La muestra luego se envía a un laboratorio y se cultiva.
  • Un análisis de sangre sera util donde el hemograma pondra en evidencia el numero de glóbulos blancos, los que ayudan al cuerpo a combatir infecciones, tales como la tos ferina; y estaran por lo tanto aumentados. Un alto conteo de glóbulos blancos generalmente indica la presencia de infección o inflamación.
  • Una radiografía de tórax detectara la presencia de inflamación o de líquido en los pulmones.

Tratamiento

Es fundamentalmente a base de antibióticos. Los antibióticos matan la bacteria que causa la tos ferina y ayudar a acelerar la recuperación.

Los miembros de la familia pueden recibir tambien antibióticos, en una estrategia denominada “profilaxis.


Comentarios cerrados.