YaSalud

Deficiencia de hierro

Deficiencia de hierro

La Deficiencia de hierro (o sideropenia) es una de las más comunes deficiencias nutricionales.

El promedio de hierro en el cuerpo es de aproximadamente 3,8 g en los hombres y 2,3 g en las mujeres.

Hay varios mecanismos que controlan el metabolismo del hierro y protegen contra la deficiencia del mismo. El mecanismo regulador principal está situado en el tracto gastrointestinal.

Los niños y las mujeres pre-menopáusicas son los grupos más expuestos a la enfermedad.

Causas de la Deficiencia de hierro

Hemorragia crónica. (ya que la hemoglobina contiene hierro)
Sangrado excesivo, menstrual o no menstrual
Sangrado en el tracto gastrointestinal (úlceras, hemorroides, etc.)
Raramente, sangrado en el tracto respiratorio
Ingesta insuficiente (dietas especiales bajas en hierro)
Sustancias (en la dieta o fármacos) que interfieren con la absorción de hierro
Síndromes de malabsorción
La donación de sangre

No hay trastornos genéticos conocidos que sean causa directa de la deficiencia de hierro.

Síntomas de la Deficiencia de hierro

Los síntomas de deficiencia de hierro pueden ocurrir incluso antes de que la condición haya progresado a anemia, y no son exclusivos de la deficiencia de hierro:

Fatiga
Mareo
Palidez
Pérdida de cabello
Irritabilidad
Debilidad
Uñas quebradizas
Deterioro de la función inmune
Pagofagia
Síndrome de piernas inquietas

Tratamiento de la Deficiencia de hierro

Antes de comenzar el tratamiento, debe haber un diagnóstico definitivo de la causa subyacente de la deficiencia de hierro. En los adultos, el 60% de los pacientes con anemia por deficiencia de hierro puede tener trastornos gastrointestinales subyacentes que conducen a la pérdida crónica de sangre.

Tras el diagnóstico, la condición puede ser tratada con suplementos de hierro, por ejemplo, en forma de sulfato ferroso o gluconato ferroso.

Fuentes alimenticias de hierro

Buenas fuentes de hierro en la dieta son las carnes rojas, aves, insectos, lentejas, frijoles, verduras de hojas verdes, pistachos, queso de soja, pan fortificado y cereales fortificados.

El hierro de los diferentes alimentos se absorbe y procesa de manera diferente por el cuerpo, por ejemplo, el hierro en la carne es más fácilmente digerible y absorbido que el hierro en granos y vegetales.

Los minerales y productos químicos en un tipo de alimento pueden inhibir la absorción del hierro de otro tipo de alimentos ingeridos al mismo tiempo.

Consecuencias de la Deficiencia de hierro

El hierro está presente en todas las células en el cuerpo humano, y tiene varias funciones vitales. Los ejemplos lo incluyen como un portador de oxígeno a los tejidos de los pulmones en la forma de hemoglobina, como un medio de transporte para los electrones dentro de las células en forma de citocromos, y como una parte integral de reacciones enzimáticas en diversos tejidos.

La consecuencia directa es la anemia por deficiencia de hierro.
La trombocitosis, o recuento de plaquetas elevado, también puede darse.

El impedimento de donar sangre es otra de las consecuencias de padecer Deficiencia de hierro.


Comentarios cerrados.