Demencia senil

   16/04/2013    Comentarios desactivados en Demencia senil






La demencia senil se caracteriza por una disminución de las capacidades cognitivas. Esto puede incluir la capacidad de la persona para concentrarse, recordar información, y para juzgar correctamente la situación. La demencia senil es un deterioro del cuerpo y la mente asociada con el envejecimiento avanzado.

Síntomas de la demencia senil

Los síntomas son muchos de los cambios físicos asociados con la vejez:

• Postura encorvada
• Piel arrugada
• Disminución de la fuerza muscular
• Los cambios en el cristalino y los músculos del ojo
• Fragilidad de hueso y la rigidez de las articulaciones
• Endurecimiento de las arterias

También hay cambios mentales asociados con la demencia senil:

• Alteración del juicio
• Pérdida de la memoria
• A veces, comportamiento infantil

Los cambios psicológicos reales se cree que están relacionados con el envejecimiento de las células corticales del cerebro.

En el uso común, el termino demencia senil se aplica sólo al deterioro mental.

Causas de la demencia senil

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común.

Esta enfermedad comienza con dificultades para aprender o recordar hechos recientes.

La depresión grave también puede causar demencia senil. Por lo tanto, una persona que muestra signos de la enfermedad de Alzheimer debe hacerse la prueba para confirmar el diagnóstico.

Trastornos cerebrales también pueden conducir a la senilidad. Estos trastornos pueden ser causados por trauma, enfermedad o infección.

Una variedad de condiciones, tales como la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Pick, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, demencia vascular, enfermedad de Huntington, ictus, síndrome de Down, traumatismo craneal, demencia con cuerpos de Lewy, y el SIDA también puede causar senilidad.

En cada uno de estos casos, la senilidad generalmente no es reversible.

Otras enfermedades que pueden causar senilidad son a veces tratables. Estos incluyen el hipotiroidismo, pseudodemencia depresiva, tumores, hidrocefalia de presión normal, y las deficiencias en vitaminas B1, B12 y A.

Personas que abusan de las drogas y el alcohol también corren un mayor riesgo de desarrollar la senilidad.

El exceso de medicación o deshidratación también puede causar que una persona muestre signos de demencia senil y de lugar a un falso diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.