YaSalud

derrame cerebral

Un  derrame cerebral o accidente cerebrovascular hemorrágico es una de las 2 sub divisiones del accidente cerebrovascular; el otro es el de tipo isquémico.

Causas y factores de riesgo del derrame cerebral

  • El accidente cerebrovascular hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe dentro del cerebro. El cerebro es muy sensible al sangrado y el daño se puede presentar con mucha rapidez, ya sea por la presencia de la sangre en sí o debido a que el líquido aumenta la presión en el cerebro y lo lesiona al comprimirlo contra el cráneo.
  • El accidente cerebrovascular hemorrágico se asocia más a menudo con la presión arterial elevada, la cual presiona las paredes arteriales hasta que se rompen.
  • El aneurisma. Éste hace referencia a un punto débil en una pared arterial, que se abomba debido a la presión de la sangre que circula dentro de la arteria afectada. Finalmente puede romperse y provocar un problema grave. Cuanto mayor es el aneurisma, más probable es que se rompa. No está claro por qué se desarrollan aneurismas en las personas, pero los genes pueden jugar un papel, ya que los aneurismas se presentan en familias.
  • El accidente cerebrovascular también puede ser provocado por la acumulación de una proteína denominada amiloide dentro de las paredes arteriales, particularmente en los ancianos. Ésta hace que las arterias sean más propensas al sangrado.
  • Algunas personas con hemorragia cerebral presentan conexiones anómalas entre arterias y venas, lo que las debilita.
  • Otra enfermedad cerebral importante que puede provocar sangrado es el cáncer.
  • Además, la hemorragia cerebral puede ser causada cuando las personas tienen problemas de coagulación, sea por un déficit congénito de algún factor de la coagulación o por otros problemas de salud o enfermedades que secundariamente causan esto.
  • Las drogas ilícitas, como la cocaína, también pueden causar accidente cerebrovascular hemorrágico.

Síntomas del derrame cerebral

Los síntomas de un accidente cerebrovascular son típicamente de inicio súbito y pueden empeorar rápidamente:

  • Debilidad o incapacidad de mover una parte del cuerpo
  • Entumecimiento o pérdida de la sensibilidad sobre todo en los miembros
  • Disminución o pérdida de la visión
  • Dificultad para comunicarse
  • Incapacidad para reconocer objetos
  • Dolor de cabeza repentino referido como “la peor cefalea de mi vida”
  • Vértigo

Tratamiento del derrame cerebral

Tratamiento médico

  • El tratamiento se suministra de manera ideal en una unidad de cuidados intensivos, donde se pueden detectar de manera inmediata las complicaciones.
  • Con el fin de tratar y prevenir problemas respiratorios, puede ser necesario colocar un tubo a través de la boca hacia la tráquea para iniciar la ventilación mecánica (intubación).
  • La presión arterial puede ser muy alta o muy baja en pacientes con hemorragia cerebral y esto es algo que debe ser atendido inmediatamente por los médicos. Además, el sangrado cerebral puede provocar inflamación del tejido cerebral circundante, lo que puede requerir terapia con algunos medicamentos denominados agentes hiperosmóticos (manitol, glicerol y soluciones salinas hipertónicas).
  • Los medicamentos pueden aliviar el dolor de cabeza pero deben utilizarse con precaución, ya que pueden reducir el nivel conciencia y producir la impresión equivocada de que el paciente está empeorando. La fenitoína puede prevenir convulsiones, si ya esta convulsivando lo mejor son 10 mg de Diazepam I/V.

Tratamiento quirúrgico

En algunas ocasiones, son necesarias intervenciones quirúrgicas para salvar la vida de los pacientes o para mejorar sus posibilidades de recuperación significativa y el tipo de cirugía depende de la causa específica del sangrado cerebral. Por ejemplo, una hemorragia debida a un aneurisma requiere tratamiento especial.

Para otros tipos de sangrado, puede ser necesaria ocasionalmente la extracción del hematoma, especialmente cuando el sangrado se presenta en la parte posterior del cerebro.

Un problema de salud común relacionado con el sangrado cerebral es la hidrocefalia, que es la acumulación de líquido acuoso dentro de las cavidades cerebrales denominadas ventrículos. Para resolver este problema, puede ser necesario drenar el líquido con un procedimiento especial denominado ventriculostomía.

Existen diferentes tratamientos disponibles para la malformación arteriovenosa, que incluyen la extracción quirúrgica de esa red, y la embolizacion intra arterial.

Comentarios cerrados.