Diálisis

   29/07/2011    Comentarios desactivados en Diálisis






dialisis

Nefrología: Diálisis

En medicina, diálisis es un procedimiento para eliminar los desechos y el exceso de agua de la sangre; y se utiliza principalmente para proporcionar un reemplazo artificial de la función renal perdida en personas con insuficiencia renal crónica.
La diálisis también puede ser utilizada para las personas con insuficiencia renal aguda, o para aquellos con insuficiencia renal progresiva, para enlentecer el empeoramiento de la función.

Repasemos que hacen los Riñones

• Los riñones tienen un papel importante en el mantenimiento de la salud. Cuando están sanos, los riñones mantienen el equilibrio interno del agua y minerales (sodio, potasio, cloro, calcio, fósforo, magnesio, sulfato).
• Los productos del metabolismo ácido también se eliminan por los riñones.
• Los riñones funcionan también como parte del sistema endocrino, producir eritropoyetina y calcitriol (Vitamina D 3). La eritropoyetina está involucrado en la producción de glóbulos rojos y calcitriol juega un papel en la formación de hueso.

Bases de la diálisis

La diálisis funciona con los principios de difusión de solutos y ultrafiltración de líquido a través de una membrana semi-permeable.
La difusión se debe una propiedad de las sustancias en el agua que tienden a moverse de un área de alta concentración a un área de baja concentración.

La sangre fluye por un lado de una membrana semi-permeable, y el líquido de diálisis, fluye por el lado opuesto. Una membrana semipermeable que contiene varios agujeros o poros permite pasar solutos (toxicos)y líquidos a través de la membrana, pero bloquea otras sustancias (los glóbulos rojos, proteínas,etc).

Tipos de diálisis

Hay tres tipos principales principales:

1. Hemodiálisis.
2. Diálisis peritoneal.
3. Hemofiltración

Y dos secundarios tipos de diálisis

1. Hemodiafiltración
2. Diálisis intestinal.

Indicación de diálisis

La decisión de iniciar diálisis o hemofiltración en pacientes con insuficiencia renal depende de varios factores pero ya están todos establecidos en protocolo:

1. Acidosis metabólica en situaciones en las que la corrección con bicarbonato de sodio no ayuda o puede resultar en una sobrecarga de líquidos.
2. Anomalía electrolitica grave.
3. Sobrecarga de líquidos que no responden al tratamiento con diuréticos.
4. Complicaciones de la uremia, tales como pericarditis, encefalopatía, o hemorragia gastrointestinal.
5. Insuficiencia renal sintomática
6. Tasa de filtración Glomerular baja (menos de 10-15 ml/min/).