YaSalud

El repollo, un poderoso cicatrizante

El repollo (o col) es una planta que se desarrolla cada dos años, que puede alcanzar hasta 2,5 m de altura y cuyo cultivo se practica en todas las regiones templadas del mundo.

Su tallo es duro, casi leñoso al envejecer. Las hojas son grandes y carnosas, y pueden adquirir un color vino oscuro (como sucede en el caso del repollo morado).

Las flores, también de gran tamaño, son de color amarillo o blanco.

El fruto es alargado y las semillas son lisas y de color pardo.

Su capullo terminal; muy agrandado; se convierte a fines del verano en la popular verdura. Se recoge a partir del otoño.

Cómo y para qué se utiliza

Proteger el estómago

El jugo de las hojas protegen las mucosas del estómago, por lo que se usa para tratar los problemas de gastritis. También se utiliza para combatir la acidez estomacal.

Cicatrizar las heridas

Las hojas aplicadas por vía externa, en cataplasma, sirven para cicatrizar las heridas y tratar las úlceras, ya que tienen un poderoso efecto cicatrizante. Éste es el uso terapéutico del repollo más extendido.

Cataplasma para curar Heridas

Ingredientes

1 hoja de repollo

4 Hojas finas de gasa

Preparación y forma de aplicarla

1. Lavar bien la hoja de repollo s ui,kIt aatla.

2. Envolverla en la gasa.

3. Limpiar bien la herida y aplicar la cataplasma, ajustándola con una venda. Esta cataplasma debe cambiarse varías veces al día.

Comentarios cerrados.