Estrogenos y leptina como nuevos inhibidores del apetito

   05/06/2013    Comentarios desactivados en Estrogenos y leptina como nuevos inhibidores del apetito






Estrogenos y leptina como nuevos inhibidores del apetito, son llamados asi ya que regulan el metabolismo de energía del cerebro de la misma manera.

Estrogenos y leptina como nuevos inhibidores del apetito abren el camino a un enfoque viable para hacer frente a la obesidad en las personas resistentes a la leptina.

Los investigadores de Yale School of Medicine encontraron que el estrogeno suprime el apetito utilizando las mismas vías en el cerebro como la hormona leptina, dijo el autor principal, Tamas L. Horvath, director y profesor de Medicina Comparada y profesor en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas de la Yale School de Medicina.

Horvath y su equipo estudiaron la regulación de la obesidad en ratones con mutaciones en la señalización de la leptina o estrógenos.

Se analizó el efecto de los estrógenos sobre la capacidad de las células nerviosas para hacer nuevas conexiones en el hipotálamo.

También midieron el comportamiento de alimentación asociada y el gasto energético de los animales.

Según su informe, el estrogeno es un fuerte regulador del metabolismo de energía a través del cerebro.

El deterioro de señalización en el cerebro puede ser la causa de los cambios metabólicos durante la menopausia”, dijo Horvath y se podrían buscar enfoques viables para combatir la obesidad en el caso de la resistencia a la leptina.

En estudios futuros, Horvath y su equipo analizarán el papel del estrógeno sobre el metabolismo, y la obesidad, en particular.

La obtención de grasa en la menopausia es un mecanismo de compensación para bajos niveles de hormonas sexuales.

Las ansias, hipoglucemia e hidratos de carbono que experimentamos son realmente graves porque las hormonas sexuales controlan su apetito por el azúcar también.

Usted anhela el azúcar para compensar la falta de estradiol, es así que aparecen los estrogenos y leptina como nuevos inhibidores del apetito.