Fontanelas

   26/06/2012    Comentarios desactivados en Fontanelas

fontanelas

Fontanelas

Las fontanelas son espacios membranosos entre los diversos huesos del cráneo.

Una fontanela (o mollera) es una característica anatómica en el cráneo de un bebé.

Las fontanelas permiten el crecimiento del cráneo al ritmo del cerebro, lo cual es importante antes de la edad de dos años.

También proporcionan una cierta flexibilidad en el cráneo para facilitar el parto.

Anatomía de las Fontanelas

En los adultos, los huesos del cráneo están casi en su totalidad soldados. En los niños (o, más precisamente, en los bebés), la osificación no está completamente terminada y revela cuatro fontanelas en los cuatro cruces interóseos:

La fontanela posterior tiene una forma triangular de 0,5 cm de ancho. Está situada entre los huesos parietales y el occipital. Su cierre se observa alrededor del segundo mes.

La fontanela anterior tiene una forma de diamante de 3 a 4 centímetros de ancho. Se encuentra ubicada entre el hueso frontal y parietales. Es fácilmente identificable al tacto ya que la piel esta suave y elástica. Su cierre se observa entre los 18 y los 36 meses de edad.

La fontanela esfenoidal se encuentra entre el parietal, esfenoides, temporal, y los huesos frontales. La fusión de estos huesos forma el pterion, un punto de referencia anatómica.

La fontanela mastoidea se encuentran entre el occipital, temporal y parietal. La fusión de estos huesos, en torno a los 18 meses, forma el punto denominado asterion.

Consideración de las Fontanelas

El examen de las fontanelas, es decir, la palpación, se realiza durante la exploración neurológica del recién nacido. Es capaz de detectar algunas enfermedades neurológicas que resultan en algunos cambios en la apariencia de las fontanelas:

La depresión de la fontanela anterior, puede significar deshidratación.
Una proyección de las fontanelas puede reflejar aumento de la presión intracraneal que puede diagnosticar hidrocefalia o meningitis.
Un retraso en el cierre de la fontanela anterior puede caracterizar el raquitismo.
La fontanela anterior también permite la exploración del cerebro mediante ultrasonidos.
El cierre prematuro de las fontanelas (craneosinostosis), resulta en un volumen del cráneo fuera de lo normal.