YaSalud

fractura

Fractura

Una fractura es la separación (local) de un objeto o material en dos o más piezas bajo la acción de la tensión. La palabra fractura se aplica a menudo a los huesos de las criaturas vivas, es decir, una fractura de hueso, así, la escisión en la medicina es la interrupción parcial o total de la continuidad de un hueso.

Clasificación de las fracturas:

Sobre la base de la etiología se distinguen: Traumáticas: se producen en un hueso con resistencia mecánica normal; Patológicas: se producen en un hueso con una resistencia mecánica reducida; Fractura por estrés: típica de los deportes, causadas por microtraumatismos repetidos en un hueso con la resistencia mecánica normal.

De acuerdo con la energía traumática podemos distinguir: Fracturas de alta energía (se crean varias líneas de fractura); De media energía (por ejemplo, causada por el estiramiento de un tendón); fracturas de baja energía (típico de los mayores incidentes).

Según el sitio incluyen: Fractura epifisaria: afectan a la articulación, donde se encuentra rodeado por el hueso cartílago, que permite un movimiento perfecto entre los huesos. En este tipo de fractura el cartílago se rompe y la operación quirúrgica se requiere para su reconstrucción; Fracturas metafisiaria: la metáfisis es la parte ósea que actúa como un apoyo a la epífisis, se compone de hueso vascularizado muy esponjoso, pero suave y es el hogar de la actividad osteoclástica. Por esta razón, las fracturas metafisarias son más frecuentes en sujetos de edad avanzada; Fracturas diafisarias: aquellas que se produce en la diáfisis osea.

En base a la orientación de la fractura: pueden ser transversal, oblicua, espiral, triturada, longitudinal.

Por último de acuerdo con la integridad de la piel se tiene: Fracturas cerradas: donde la piel está intacta y no hay tocones de los huesos que sobresalgan (el hueso no se comunica con el exterior). Fracturas abiertas: donde el hueso se comunica con el exterior.

Curación de una Fractura

Después de que el cirujano ortopédico, aprovechando el apoyo de la radiología, ha maniobrado para reducir la fractura, si es necesario, inmoviliza la parte con la aplicación de un yeso o soporte. Esto hace posible la formación de callo óseo y el mantenimiento de la alineación de los muñones de una manera natural, restableciendo la función original del hueso. En casos graves, se requiere cirujia para alinear los huesos y eliminar sus fragmentos, con la aplicación de herramientas especiales al final de la intervención.

Consecuencias de una Fractura

Excepto cerca de un órgano vital o en caso de fractura abierta, la fractura de un hueso a menudo no es siempre peligrosa en sí mismo;
El peligro proviene del deterioro funcional, incluyendo el dolor y del daño potencial causado por el desplazamiento de los huesos fracturados o astilla de hueso.
Estos factores pueden ser fuentes de efectos en el mediano y largo plazo. Los avances en la medicina de urgencias, radiología y tratamiento de facturas, así como la rehabilitación funcional (fisioterapia), tienen por objeto limitar las consecuencias de una fractura.

Comentarios cerrados.