YaSalud

La grasa subcutanea es el tejido graso o adiposo que yace directamente bajo las capas de la piel. Subcutanea se traduce como “bajo la piel”.

Contiene no sólo los tejidos grasos sino también vasos sanguíneos que suministran oxígeno a la piel y los nervios.

Características principales de la grasa subcutanea

La grasa subcutanea es diferente de la grasa que se encuentra más profunda en el cuerpo y protege nuestros órganos. Esta se llama grasa visceral.

Demasiada grasa puede causar que la piel se tense o estire, y el resultado en temida celulitis o un aspecto de la piel con hoyuelos.

Cuando la grasa subcutanea es relativamente poca en cantidad, tiende a situarse libremente en las capas de la piel y es por lo tanto menos visible.

No toda la grasa subcutanea es mala, o contribuye a lo que algunas personas consideran antiestéticas.

De hecho, muchas personas se realizan inyecciones de grasa para rellenar su cara y reducir la apariencia de arrugas.

Reducción de la grasa subcutanea

Para reducir la grasa subcutanea, muchas personas recurren a las dietas. Sin embargo, ya que esta grasa almacena la energía, a menudo se reduce más fácilmente con el ejercicio.

Los estudios centrados en mediciones de la grasa muestran que las mujeres que hacen ejercicio tres a cuatro veces a la semana tienden a tener una mayor pérdida de grasa subcutánea, siendo de alrededor del 60% de los kilos perdidos los correspondientes a la grasa subcutanea.

Las personas que hacen dieta pero no realizan ejercicio con regularidad siguen perdiendo peso, pero sólo un 30% de su pérdida de peso corresponde a la grasa subcutanea.

Sin embargo, incluso las personas que están en forma y delgadas pueden tener un poco de celulitis.

Esto, desafortunadamente, no se puede reducir por la mayoría de las técnicas de liposucción. Sin embargo, las mini-liposucción están resultando útiles en la reducción de esta capa superior de tejido graso.

Importancia de la grasa subcutanea

La grasa subcutanea tiene sus propósitos.

Es excepcional para la amortiguación de los nervios y los vasos sanguíneos, y para proteger la piel y el esqueleto. Es un amortiguador de choque, lo que ayuda a amortiguar la piel contra el trauma.

La grasa subcutanea también almacena energía, que el cuerpo utiliza durante períodos de actividad alta.

Comentarios cerrados.