Husos musculares

   25/12/2011    Comentarios desactivados en Husos musculares

husos musculares

Los husos musculares son receptores sensoriales en el interior profundo de un músculo, que principalmente detectan cambios en la longitud de este músculo. Ellos transmiten la información de la longitud de este musculo en determinado momento al sistema nervioso central a través de las neuronas sensoriales. Esta información puede ser procesada junto con las de millones de usos por el cerebro para determinar la posición de las partes del cuerpo.

Por ejemplo, si cierras los ojos sabes inconscientemente en qué lugar se encuentra tu mano derecha y es en base a millones de operaciones matemáticas y relaciones espaciales que en una fracción de segundo el cerebro calcula accediendo a las medidas de todos los husos musculares en todas las células musculares de los músculos involucrados en poner tu mano donde se encuentra…Fantástico no?

Estructura de los husos musculares

Los husos musculares se encuentran en lo profundo de los músculos, incrustados en las fibras musculares extrafusales. Los husos musculares están compuestos de fibras musculares intrafusales, de los cuales hay tres tipos:

• Fibras BAG1
• Fibras BAG2
• Fibras de cadena nuclear

* Las 2 primeras se conocen como Fibras de Bolsa Nuclear

Los axones de las motoneuronas gamma también terminan en los husos musculares, que hacen sinapsis en uno o ambos de los extremos de las fibras musculares intrafusales y regular la sensibilidad de los aferentes sensoriales.
Los husos musculares están encapsulados por tejido conectivo, y se alinean en PARALELO a las fibras musculares extrafusales, a diferencia de los órganos tendinosos de Golgi, que se orientan en SERIE.

Función de los husos musculares

Cuando un músculo se estira, las fibras sensoriales primarias de los husos musculares responden a los cambios en la longitud muscular y la velocidad y transmiten esta actividad a la médula espinal en forma de cambios en la tasa de potenciales de acción.

Del mismo modo las fibras sensoriales secundarias responden a los cambios de longitud muscular en forma distinta pero también y transmitten esta señal a la médula espinal.

Esto provoca en las motoneuronas alfa y las interneuronas aferentes la llamada Facilitación Neuromuscular Propioceptiva, es un método de alargue de la flexibilidad combinado con hipertonía, permitiendo al sistema nervioso central “leer” la posición dada por el musculo a través de sus husos musculares.