Insomnio

   19/11/2010    Comentarios desactivados en Insomnio

El insomnio es definido dificultades para dormir. Aunque el término se utiliza a veces para describir un trastorno demostrable con pruebas polisomnográficas, en realidad se define simplemente dificultades para dormir o permanecer dormido una vez conciliado el sueño.
La definición exacta es “dificultades para iniciar y / o mantener el sueño, o sueño no reparador, asociado con problemas de funcionamiento durante el día o angustia marcada”.

El insomnio se pueden agrupa en Primarios o Secundario, según sea o no imputable a una causa Bio-Psico-Social.

Tipos de insomnio

1. Insomnio Transitorio. Dura menos de una semana. Puede ser causado por otro trastorno, como depresión severa, o por el estrés. Sus principales consecuencias son la somnolencia y el rendimiento psicomotor disminuido.
2. Insomnio Agudo. Es la incapacidad para dormir consistentemente bien durante un período de menos de un mes.

3. Insomnio Crónico. Dura más de un mes, y tiene peores consecuencias como fatiga muscular, alucinaciones, y diversos trastornos.

Causas de insomnio

• Uso de drogas psicoactivas o estimulantes  incluyendo medicamentos; pero tambien hierbas, cocaína, cafeína, nicotina, anfetaminas, etc.
• Síndrome de las piernas inquietas, que puede causar insomnio debido a la necesidad de mover las piernas u otras partes del cuerpo.
• Trastorno de movimiento periódico de las extremidades (MPE), que se produce durante el sueño.
Dolor, cualquier lesión o condición que cause dolor puede impedir encontrar una posición cómoda en la que conciliar el sueño.
• Cambios hormonales, como los que preceden a la menstruación y la menopausia.
• Acontecimientos Vitales Estresantes como miedo, estrés, ansiedad, tensión emocional o mental, problemas de trabajo, el estrés financiero, el nacimiento de un niño y fallecimientos de amigos o familiares.
• Enfermedades mentales como  trastorno bipolar, la depresión clínica, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de estrés postraumático, esquizofrenia o el trastorno obsesivo-compulsivo.
• Alteraciones del ritmo circadiano, por distintas causas como el trabajo por turnos y el desfase horario.
• Condiciones médicas previas como el hipertiroidismo, la artritis reumatoide, etc.
• El abuso de pastillas para dormir de venta libre o sin receta pueden producir insomnio de rebote.

Tratamiento

No Farmacológico

Las estrategias no farmacológicas son superiores a la medicación hipnótica para el insomnio porque no se desarrolla tolerancia a estas. Además, la medicación sólo se recomienda para uso a corto plazo, por lo que las estrategias no farmacológicas son mejores en la larga duración y se recomiendan como primera línea y la estrategia a largo plazo de la gestión de insomnio.

  • El Biofeedback ha demostrado eficacia en el tratamiento del insomnio con mejoras en la duración, así como la calidad del sueño.
  • La Terapia de control de estímulos es un tratamiento para los pacientes que consiste en tomar medidas para controlar el ambiente del sueño, a veces se hace referencia de manera intercambiable con el concepto de higiene del sueño. Ejemplos de tales modificaciones ambientales incluyen el uso de la cama para conciliar el sueño o sexo en vez de actividades como leer o ver la televisión; despertarse a la misma hora cada mañana, incluyendo los fines de semana; ir a la cama sólo cuando tenga sueño y cuando hay una alta probabilidad de que el sueño se produzca, dejando la cama y comenzando una actividad en otro lugar si el sueño no se produce en  20 – 30 min.

Medicamentos

Benzodiazepinas

La clase más común de los hipnóticos prescritos para el insomnio son las benzodiazepinas. Las benzodiazepinas se unen no selectivamente a los receptores GABA. Las benzodiazepinas pueden ayudar a iniciar el sueño y aumentar el tiempo de sueño, pero todavia hay poca evidencia de beneficio de las benzodiazepinas en el insomnio. Hay una conciencia general de que el uso a largo plazo de las benzodiacepinas para el insomnio es inapropiado.

No Benzodiazepinas

Son otros fármacos sedantes-hipnóticos, que entran en  una clasificación más reciente de medicamentos hipnóticos. Trabajan en el complejo del receptor GABA de manera similar a la clase de las benzodiazepinas. Pero son selectivos para la subunidad α1 sobre los receptores GABA que es responsable de inducir el sueño y por lo tanto puede tiene un perfil de efectos secundarios menor que las benzodiazepinas más. Algunas son la Zopiclona, Zolpidem, Zaleplon.

Opioides

Se usan para el insomnio asociado con dolor debido a sus propiedades analgésicas y efectos hipnóticos unidos.

Antidepresivos

Algunos antidepresivos como la Amitriptilina tienen un efecto sedante muy fuerte, y se prescriben para tratar el insomnio, solo cuando han fallado otras alternativas.