¿Qué es la Periodontitis?

3 Likes Comentar

Cuando se habla de “periodontitis” nos remitimos primero al significado etimológico de la palabra, donde “peri” significa alrededor, “odont” diente  y “itis” a una inflamación. Se puede definir entonces la periodontitis como una inflamación alrededor del diente.

El periodonto (los tejidos que rodean a los dientes) es el que se ve afectado por esta enfermedad, y la causa principal es debido a invasiones de caracter bacterial.

Existen dos tipos de periodonto que integra la encía y el periodonto formado por el cemento dentario (o llamado de sujeción), hueso alveolar y ligamento periodontal.

Esta afección comienza al principio con síntomas de enrojecimiento y sangrado, y al final suele ser la causa medular de la caída de dientes en adultos y ancianos.

qué es la periodontitis

Hay varios tipos de periodontitis, así como las causas de la enfermedad que vamos a ver en el próximo párrafo.

Causas de la periodontitis

Las causas de la periodontitis pueden ser muchas y variadas, ya que en algunos pacientes pueden influir factores de riesgo ambientales, psicológicas y personales, hasta factores externos, veamos cada uno de los casos:

Edad

La edad suele ser una causa importante cuando se trata de infecciones en niños o jóvenes, quienes sufren el mayor riesgo de caer entre el rango de personas que sufren de periodontitis crónica.

En estos casos un tratamiento temprano es la mejor solución para evitar la pérdida de piezas dentales a mediano y largo plazo.

Infección bacteriana

La causa número 1 suele ser la placa bacteriana, también llamado biofilm bacteriano. Son organismos que se encuentran en sales de calcio y que luego forman el comunmente llamado “sarro” en los dientes.

A través de él, luego se puede derivar en el desarrollo de la enfermedad peridontal.

Enfermedades generales

Padecer enfermedades cardivasculares o bien diabetes, así como afecciones hematológicas o deficiencias de la herencia genética también son factores que pueden influir a que una persona desarrolle periodontitis.

Consumo de Tabaco

Fumar constituye uno de los mayores causantes de la periodontitis crónica, la cual ve un terreno fértil para diseminarse ya que se modifica la vascularización, haciendo que la pérdida ósea en estos pacientes sea más notoria.

Altos niveles de estrés

Las personas que están muy tensionadas, y padecen de estrés por problemas en su familia, amigos o bien en el trabajo, suelen ser un grupo más vulnerable ante este tipo de infecciones.

Las emociones negativas y el alto nivel de estrés pueden ser desencadenantes para que la circulación y flujo de saliva, así como otros mecanismos bucales no funcionen adecuadamente, llevando así a maximizar los riesgos de padecer periodontitis.

Tipos de Periodontitis

Cuando nos adentramos en el tema de la enfermedad periodontal, nos encontramos con que existen dos tipos bien diferenciados:

Periodontitis Agresiva

Este tipo de periodontitis se muestra como una de las formas más agresivas, por eso su nombre, ya que destruye mucho la estructura ósea de manera muy rápida, y se caracteriza por la pérdida de inserción rápida también.

No solamente afecta a adultos, también puede afectar a niños y adolescentes.

Absceso Periodontal

Sucede cuando la infección causada por bacterias se extiende a los tejidos cercanos, como los periodontales, haciendo así que la pérdida ósea sea mayor, y que se retenga material con pus en las bolsas periodontales. Esto dificulta enormemente el drenaje o extracción de esta materia por parte del odontólogo.

Periodontitis Crónica

La crónica es un tipo que suele ser la más común entre las enfermedades periodontales, cuando no se trata en sus inicios suele ser la razón de la pérdida de dientes en casi todos los adultos, destruyendo a su paso tejido, hueso y haciendo más notoria la pérdida de inserción.

Periodontitis Manifiesta

Es la que resulta de otras enfermedades como la leucemia, diabetes, y demás afecciones que tienen como síntoma la periodontitis.

Periodontitis Necrosante

También conocida como enfermedad periodontal necrosante, es el tipo de periodontitis que se caracteriza por ser también llamada gingivitis necrosante, es una afección que destruye tejidos a medida que avanza, de allí el nombre de “necrosante”, también se caracteriza por formar “cráteres” en los tejidos tras su avance.

Síntomas de la periodontitis

Existen variados síntomas, que a su vez se pueden clasificar en dos ramas bien diferenciadas, los síntomas locales y los sistémicos o generales.

Síntomas locales

Puede haber síntomas de periodontitis local cuando:

      1. Existe dolor en las encías o dientes, indicando un posible avance de la infección.
      2. Sangre al lavarse los dientes o sin factores que la provoquen.
      3. Mal aliento (halitosis)
      4. Supuración de pus entre los dientes.
      5. Dientes flojos (demuestra un gran avance de la infección)
      6. Caída de los dientes (ya cuando son irreversibles sus efectos)

Síntomas sistémicos

Los llamados síntomas sistémicos o generales, son los que aparecen con del avance de la enfermedad, es decir que son afecciones secundarias y relacionadas a ésta. Algunos ejemplos:

      1. Diabetes Mellitus: es una enfermedad donde se denota la enfermedad periodontal como una de sus posibles complicaciones. Más estudios sobre Diabetes mellitus mencionan que pacientes con esta patología tienen muchas más posibilidades de tener enfermedad periodontal. Existe también un lazo muy estrecho entre la periodontitis y la diabetes de tipo 2 pues afecta a ambas enfermedades en su evolución natural.
      2. Afecciones cardiovasculares: según estudios sobre la relación de enfermedades cardiovascualares y perdiontits, la periodontitis aumenta el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares

Tratamiento de Periodontitis

El tratamiento de la enfermedad periodontal se focaliza en tratar directamente los factores que estén presentes, decir, los sistémicos o bien los locales.

  • Tratamiento sistémico: se dirige a nivel global, atacando los puntos débiles del individuo (como por ejemplo trastornos hematológicos, hormonales, afecciones del metabolismo, etc) para que pueda generar mejor respuesta inmunológica ante la enfermedad.
  • Tratamiento focalizado: se trata directamente atacando y removiendo el sarro, la placa supragingival y subgingival mediante pulidos mecánicos. En casos avanzados o complicados también puede requerirse de cirugía.
  • Tratamiento preventivo: en personas donde suele ser una enfermedad crónica, se recomienda realizarse una limpieza dental cada 6 meses.

Prevención de la periodontitis

Cuando hablamos de prevención de la periodontitis tenemos que referirnos siempre y primero a la higiene dental del paciente para prevenir inflamaciones, infecciones, enrojecimiento e inflamación en la zona de la encía.

De esta forma se previene la aparición de la biopelícula microbiana de la placa subgingival y supragingival (sin calcificar).

La prevención de la periodontitis es el paso fundamental para evitar luego padecer periodontitis crónica y grave a futuro.

El no cepillarse los dientes tres veces al día y usar hilo dental, hacerlo incorrectamente o ingerir grandes cantidades de alimentos con azucar puede generar una acumulación de bacterias bajo la encía, generando así la llamada “placa microbiana“, que al cabo de un tiempo (pueden ser semanas o días) produce lesiones gingivales que traen consigo hinchazón e inflamación en la zona.

A nivel profesional, la ayuda de un odontólogo es la mejor forma de prevenir esta enfermedad.

La enfermedad puede prevenirse si se realizan tratamientos preventivos como mencionábamos antes, la limpieza de sarro o limpieza dental profesional suele ser lo más indicado.

Si bien dos veces al año es lo más recomendable, incluso para personas que no tienen tendencia a padecer esta afección dental, incluso en algunos casos puede llegar a ser necesario hasta cuatro veces.

Pronóstico general

A nivel general, el pronóstico de la periodontitis no suele ser malo para la mayoría de los casos que llegan a la consulta odontológica.

Sin embargo ante diferentes niveles y grados de infección periodontal, puede que el tratamiento requiera de más tiempo, también teniendo en cuenta si están afectadas las bolsas periodontales.

Lo importante siempre para tener un buen pronostico es acudir de inmediato cuando se nota inflamación en las encías o sangrado, que suelen ser los primeros síntomas en las primeras etapas de la enfermedad

Que el tratamiento odontológico resulte exitoso dependerá de varios factores, como gravedad de la enfermedad, tipo, grado de avance, y si están afectadas las bolsas y hueso.


Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *