Retraso mental

   09/12/2012    Comentarios desactivados en Retraso mental

Retraso mental

El retraso mental es un trastorno generalizado que aparece antes de la edad adulta, se caracteriza por un funcionamiento cognitivo significativamente afectado y el déficit en dos o más conductas adaptativas.

Generalidades del retraso mental

Históricamente ha sido definido como una puntuación de cociente intelectual inferior a setenta.

La definición incluye ahora un componente relacionado con el funcionamiento mental y uno relativo a las habilidades funcionales de los individuos en su entorno.

Como resultado, una persona con un coeficiente de inteligencia inferior a la media no puede ser considerada con retraso mental.

El retraso mental sindrómico es déficits intelectual asociado con otros signos médicos y de comportamiento.

Retraso mental no sindrómico refiere a deficiencias intelectuales que aparecen sin otras anomalías.

Signos y síntomas del retraso mental

Los signos y síntomas del retraso mental son todos del comportamiento.

El llamado “aspecto típico” atribuido a las personas con retraso mental sólo está presente en una minoría de casos, todos los cuales implican retraso mental sindrómico.

Los niños con retraso mental pueden aprender a sentarse, gatear, hablar o caminar más tarde que otros niños.

Tanto los adultos como los niños con retraso mental también pueden presentar algunos o la totalidad de las siguientes características:

retrasos en el desarrollo del lenguaje oral,

déficits en habilidades de memoria,

Dificultad para aprender reglas sociales

Dificultad con las habilidades de resolución de problemas

retrasos en el desarrollo de conductas adaptativas como habilidades de autocuidado

falta de inhibidores sociales

Los niños con retraso mental aprenden más lentamente que un niño típico.

Pueden tomar más tiempo para aprender el idioma, desarrollar habilidades sociales, y atender sus necesidades personales.

Sin embargo, prácticamente todos los niños son capaces de aprender, desarrollarse y convertirse en un miembro activo de la comunidad.

Grados de retraso mental

En la primera infancia, un retraso mental leve puede no ser obvio, y puede no identificarse hasta que los niños empiecen la escuela.

Las personas con retraso mental leve son capaces de aprender habilidades de lectura y matemáticas a aproximadamente el nivel de un típico niño de 9 a 12 años.

Ellos pueden aprender habilidades de autocuidado y a vivir en forma independiente.

El retraso mental moderado es casi siempre evidente en los primeros años de vida.

Los retrasos en el habla son signos particularmente comunes.

Las personas con retraso mental moderado necesitan apoyos considerables en la escuela, en el hogar y en la comunidad con el fin de participar plenamente.

Una persona con retraso mental grave o profundo, necesita más apoyo intensivo y supervisión toda su vida. Puede aprender algunas actividades de la vida diaria.

Causas

Entre los niños, se desconoce la causa de un tercio a la mitad de los casos.

El síndrome de Down, síndrome de velocariofacial, y el síndrome de alcoholismo fetal son las tres causas congénitas más comunes.

Por otra parte:

condiciones genéticas,

problemas durante el embarazo,

problemas al nacer,

exposición a ciertos tipos de enfermedades o toxinas,

deficiencia de yodo,

desnutrición,

son también reconocidas como causas comunes del retraso mental.