YaSalud

síndrome de Wallenberg

Todo sobre el síndrome de Wallenberg

El síndrome de Wallenberg, también llamad o síndrome medular lateral o síndrome de la arteria cerebelosa es una enfermedad en la que el paciente tiene una constelación de síntomas neurológicos debido a una lesión en la parte lateral de la médula en el cerebro, dando lugar a isquemia tisular y necrosis.

Síntomas del síndrome de Wallenberg

Este síndrome se caracteriza por un déficit sensorial que afecta el tronco y las extremidades en el lado opuesto del infarto y déficits sensoriales que afectan a la cara y los nervios craneales en el mismo lado.

En concreto, hay una pérdida de la sensación de dolor y temperatura en el lado contralateral del cuerpo e ipsilateral de la cara. Este hallazgo es crítico para el diagnóstico para el síndrome.

Los síntomas clínicos incluyen:

  • Disfagia
  • Problemas del habla
  • Ataxia
  • Dolor facial
  • Vértigo
  • Nistagmus
  • Síndrome de Horner

El tracto espinotalámico está dañado, lo que resulta en la pérdida de la sensación de dolor y de la temperatura en el lado opuesto del cuerpo. El daño en el cerebelo pedúnculo cerebeloso inferior puede causar ataxia.

El daño a las fibras del haz espino-talamico interrumpe el relevo del sistema nervioso simpático y da síntomas análogos al síndrome de Horner.
El nistagmo y vértigo, que puede resultar en una caída causada por la participación de la región del núcleo de Deiters y de otros núcleos vestibulares.

Causas del síndrome de Wallenberg

Es la manifestación clínica resultante de la oclusión de la arteria cerebelosa posteroinferior o una de sus ramas. Tambien puede deberse a la arteria vertebral, en los que la parte lateral del bulbo raquídeo infarta, resultando en un patrón típico.

Tratamiento del síndrome de Wallenberg

El tratamiento para el síndrome medular lateral consiste en ofrecer alivio de los síntomas y la rehabilitación activa para ayudar a las personas que padecen el síndrome a recuperar sus actividades de la vida diaria y hacer frente a la pérdida neurológica que puede ser psicológicamente devastadora.

El estado de ánimo deprimido y el retiro de la sociedad se pueden ver en los pacientes después de la lesión neurológica inicial.
Una sonda o la gastrostomía pueden ser necesarias si la deglución se ve afectada.

La terapia del habla puede ser beneficiosa además de las recomendaciones de dieta y ayudar a entender si hay riesgo de neumonía por aspiración.

En algunos casos, pueden utilizarse medicamentos para reducir o eliminar el dolor.

El tratamiento a largo plazo del síndrome de Wallenberg generalmente implica el uso de anticoagulantes como la warfarina.

 

 


Comentarios cerrados.