YaSalud

Verrugas genitales

Las verrugas genitales (condilomas acuminados, verrugas venéreas o verrugas anogenitales) son una enfermedad altamente contagiosa de transmisión sexual causada por algunos subtipos del virus del papiloma humano (VPH).

Se propaga a través de contacto directo de piel a piel durante el sexo oral, genital o anal con una pareja infectada. Las verrugas son el síntoma más fácilmente reconocible de la infección genital por el VPH, donde los sub tipos 6 y 11 son responsables del 90% de los casos de verrugas genitales.

A pesar de la cantidad de infectados con el VPH genital se estima que sólo un pequeño porcentaje (entre el 1% y el 5% va a desarrollar verrugas genitales, las personas infectadas pueden transmitir el virus.

Otros tipos de VPH también causan cáncer de cuello uterino y probablemente la mayoría de los cánceres anales, sin embargo, es importante subrayar que los tipos de VPH que causan la inmensa mayoría de las verrugas genitales no son los mismos que aquellos que potencialmente pueden incrementar el riesgo de cáncer genital o anal.

Características de las verrugas genitales

Las verrugas genitales a menudo se presentan en grupos y pueden ser muy pequeñas o pueden extenderse a grandes masas en el área genital o el pene. En el último caso se ven a simple vista en la vagina, en cuello uterino, útero o alrededor del ano.

Son aproximadamente tan frecuentes en los hombres, pero los síntomas pueden ser menos evidentes. Cuando están presente, por lo general se ven en la punta del pene. También se pueden encontrar en el cuerpo del pene, escroto, o alrededor del ano pero con menos frecuencia.

En raras ocasiones, las verrugas genitales también se pueden desarrollar en la boca o garganta de una persona que ha tenido sexo oral con una persona infectada.

Prevención de las verrugas genitales

Ver nuestros artículos sobre las 2 vacunas contra el VPH:

• Gardasil
• Cervarix

Tratamiento de las verrugas genitales

Dependiendo del tamaño y la ubicación de las verrugas (así como otros factores), el médico le ofrecerá una de varias formas de tratarlos; con medicamentos o cirugías.

Tratamientos médicos de las verrugas genitales

Podofilox

El Podofilox es el tratamiento de primera línea debido a su bajo costo. Es el ingrediente activo purificado y estandarizado de la podofilina, es más seguro y más eficaz que la podofilina.

Su utilización se realiza en ciclo (2 veces por día durante 3 días, después se descansa 4ª 7 días y se recomienza hasta completar cuatro ciclos.

La Podofilina y el Podofilox no deben utilizarse durante el embarazo, ya que son absorbidos por la piel y puede causar defectos congénitos en el feto.

Imiquimod

Imiquimod es una crema tópica que brinda respuesta inmune al ser aplicada a la zona afectada. Causa menos irritación local de podofilox pero puede causar infecciones por hongos y síntomas de gripe.

Catequina

Es un ungüento de catequinas (55% galato de Epigalocatequina extraído del té verde y otros componentes. El Modo de acción es indeterminado pero funciona de forma mas lenta pero natural.

Interferón

El interferón se puede utilizar. Es eficaz, pero también es caro y su efecto es inconsistente.

Fluorouracilo

Una crema al 5% de 5-fluorouracilo (5-FU) fue utilizado, pero ya no se considera un tratamiento aceptable debido a los efectos secundarios.

Tratamientos quirúrgicos de las verrugas genitales

Criocirugía

El nitrógeno líquido es seguro para el embarazo. Mata verrugas en un porcentaje que va desde 71-79%, pero la recurrencia es del 38% al 73% 6 meses después del tratamiento.

Cirugía común

La escisión quirúrgica es el mejor para las verrugas grandes, y tiene un mayor riesgo de cicatrices.

Laser

La ablación con láser no parece ser más efectiva que otros métodos aplicados por médicos, pero a menudo se utiliza como último recurso ya que es extremadamente caro.

Electrocauterización

Puede ser utilizado, es un procedimiento antiguo, pero el tiempo de recuperación es generalmente más largo. En los casos más graves de las verrugas genitales, el tratamiento puede requerir anestesia general o raquídea. Este es un procedimiento quirúrgico más eficaz que la criocirugía y la recurrencia es menor para cualquier tamaño o localización de las verrugas genitales.

Comentarios cerrados.