Lepra

Like comments off

lepra

La lepra, también conocida como enfermedad de Hansen es una enfermedad crónica causada por las bacterias Mycobacterium leprae y Mycobacterium lepromatosis (Recién descubierta en el año 2008, y cuya relevancia no es clara)

Bases de la Lepra

La lepra es principalmente una enfermedad granulomatosa de los nervios periféricos y la mucosa de las vías respiratorias superiores, las lesiones de la piel son el signo externo primario.

Si no se trata, la lepra puede ser progresiva, causando daños permanentes en la piel, los nervios, las extremidades y los ojos. Al contrario de la creencia popular, la lepra no causa que las partes del cuerpo se caigan, a pesar de que pueden llegar a quedar insensibles o enfermas como resultado de infecciones secundarias. Esto ocurre como resultado de las defensas del cuerpo se ven comprometida por la enfermedad primaria.

Las infecciones secundarias, a su vez, puede dar lugar a la pérdida de tejido causando que las extremidades se acorten y deformen, ya que el cartílago se absorbe en el cuerpo.

Transmisión e Infección por Lepra

Aunque el modo de transmisión de la lepra sigue siendo incierto, la mayoría de los investigadores creen que Mycobacterium leprae usualmente se propaga de persona a persona en las gotitas respiratorias (gotitas de Flügge).

La lepra ahora se sabe que no es ni de transmisión sexual, ni altamente infecciosa después del tratamiento. Aproximadamente el 95% de las personas son naturalmente inmunes y los pacientes ya no son infecciosos después de tan sólo 2 semanas de tratamiento.

El período de incubación mínimo reportado es tan corto como un par de semanas. El período de incubación máxima reportada es tan largo como 30 años o más, como se observa entre los veteranos de guerra se sabe que han estado expuestos durante períodos cortos en las zonas endémicas pero que luego viven en áreas no endémicas. En general, se acordó que el período de incubación promedio es de entre tres y cinco años.

Breve historia de la Lepra

La lepra ha afectado a la humanidad desde hace más de 4.000 años, y fue ampliamente reconocida en las civilizaciones de la antigua China, Egipto y la India.

En los últimos 20 años, 15 millones de personas en todo el mundo se han curado de la lepra. A pesar de la cuarentena forzada o la segregación de los pacientes no es necesaria en los lugares donde los tratamientos adecuados disponibles, muchas colonias de leprosos siguen existiendo en todo el mundo en países como la India (donde todavía hay más de 1.000 colonias de leprosos), China, Rumania, Egipto, Nepal, Somalia, Liberia, Vietnam, y Japón.

El estigma social sigue siendo un obstáculo importante para el tratamiento. El tratamiento eficaz para la lepra apareció en la década de 1930 con la introducción de la Dapsona y sus derivados. Los bacilos resistentes a la dapsona bacilos pronto evolucionaron. No fue sino hasta la introducción de la terapia multidroga (MDT) en la década de 1980 que la enfermedad pudo ser diagnosticada y tratada con éxito dentro de la comunidad.

Clasificación de la Lepra

Hay varios enfoques diferentes para la clasificación de la lepra, y sin embargo, hay paralelismos.

El sistema de la Organización Mundial de la Salud distingue Paubacilar de Multibacilar, basada en la proliferación de bacterias. “Pauci” refiere a una cantidad baja y es la forma menos agresiva.

Síntomas de Lepra

Las lesiones cutáneas son el principal signo externo. Si no se trata, la lepra puede ser progresiva, causando luego daños permanentes en la piel, nervios, musculos y cartílago de extremidades y los ojos.

Causa de la Lepra

Si bien en el 2008 se descubrió a Mycobacterium lepromatosis, la causa en el 99% de los casos es Mycobacterium leprae.

Lee mas aquí: Mycobacterium leprae

Tratamiento contra la Lepra

El estudio de la OMS del Grupo sobre la Quimioterapia de la Lepra en 1993 recomienda dos tipos de régimen estándar.
El primero un tratamiento de 24 meses para multibacilares con Rifampicina, Clofazimina y Dapsona.
El segundo un tratamiento de seis meses para los Paucibacilares con Rifampicina y Dapsona.

En 1988, Jacinto Convit fue nominado para el Premio Nobel de Medicina, por el desarrollo de una vacuna para combatir la lepra, mediante la combinación de antígenos Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium leprae.
Su eficacia en prevenir la Lepra es excelente.


Artículos relacionados


Ladillas Las ladillas son los piojos del pubis (Phthirus pubis), insectos parásitos que infestan los genitales humanos. La especie también puede vivir en o...
Gingivitis Información sobre la gingivitis La gingivitis es una infección de las encías. Se produce cuando la placa se acumula entre los dientes y las encías....
Alimentos para combatir las hemorroides Las hemorroides son las venas de porción baja del recto o del ano, las cuales se encuentran hinchadas y generan dolor.Pueden ser causadas por:...
Síndrome del intestino irritable El síndrome del intestino irritable es un diagnóstico de exclusión.Esto quiere decir que se trata de un trastorno funcional del intestino cara...

Sobre el autor: Dr. Javier Romero

Doctor en Medicina General, egresado de la Facultad de Medicina de UNAM (México), comparte noticias de medicina, así como consejos de salud para ayudar a mejorar la salud de quienes consultan nuestra web.
error: Content is protected !!