Mastitis: una enfermedad común durante la Lactancia Materna

Like comments off

Mastitis significa “inflamación de la mama”, y es por eso que se usa para designar varias patologías que pueden ser generadas por diferentes tipos de bacterias e incluso tener diferentes síntomas.  Igualmente, cuando se habla de mastitis generalmente se refiere a la infección causada por S. Aureus, la cual tiene síntomas muy concretos.

Según la American Cancer Society, en su tratado sobre esta enfermedad, la mastitis se da generalmente en uno de los pechos (aunque esto no es una regla), y se puede sentir una inflamación con dolor, además de tener la zona enrojecida y con temperatura. Este tipo de infección puede dar escalofríos, fiebre (38 grados aproximadamente o más), sensación de malestar importante, fatiga, debilidad. Se puede sentir una zona del pecho dura.

 

Mastitis Lactancia Materna

 

Muchas veces cuando la madre tiene mastitis no puede ni sostener a su bebé en brazos, debido al decaimiento que siente.

Por lo general la mastitis se suele denominar como una obstrucción que ha sido infectado, aunque en realidad el S. Aureus se prolifera, llegando a niveles muy altos y por ende considerado como infecciosos, lo cual hace que la flora bacteriana se vea desplazada.

La leche humana tiene diversas bacterias, las cuales están en convivencia continua, conviven armónicamente. Algunas veces sucede que algunas de estas bacterias crecen en exceso y hacen que el resto desaparezca, siendo causantes de una: disbiosis bacteriana grave.

¿Qué se puede hacer si tengo Mastitis?

Lo primero ante cualquier signo de mastitis es consultar con una ginecóloga/o, partera o un medico. Cualquiera de estos profesionales recomendara la toma de antiinflamatorios y antipiréticos para bajar la inflamación y fiebre causadas por la infección. Además se debe drenar el pecho, y reposo en la cama. También se pueden tomar probióticos que sean compatibles con la lactancia.

En el caso de que pase 1 día o 2 y no existan mejoras, puede que el médico recete un antibiótico (siempre compatible con la lactancia) y el tratamiento se debe realizar hasta el final (aunque los síntomas desaparezcan). Si el tratamiento no se hace hasta el final puede que la mastitis desemboque en un absceso, por lo cual no es recomendable cortar con el tratamiento.

Si bien la mastitis es una infección nunca se recomienda dejar de darle pecho al bebé, al contrario, la leche no le hace ningún daño y es importante que siga mamando de ese pecho para que no se forme un absceso.

Siempre se debe tener el pecho lo más blando posible, por lo cual si el bebé no termina de tomar o no toma de ese pecho es importante drenarlo manualmente o con sacaleches.

Hay casos en que la mastitis hace que la leche de ese pecho se vuelva más salada y es posible que el bebé la rechace, aunque no siempre es así. Si esto sucede es importante drenarse con sacaleches o manualmente. Atrás de una mastitis suele haber un intenso agotamiento de la madre, por lo cual es importante el apoyo familiar y el reposo.


Artículos relacionados


Psoriasis ¿Qué es?La psoriasis es una enfermedad que se da a nivel cutáneo que genera enrojecimiento de la piel e irritación. Las personas que tienen psoria...
Infarto cerebral Te explicamos qué es un infarto cerebral Un infarto cerebral, accidente cerebrovascular o "ataque cerebral" ocurre cuando un coágulo de sangre bloq...
Síndrome de Churg-Strauss El síndrome de Churg-Strauss (también conocido como "granulomatosis alérgica") es una vasculitis de vasos medianos y pequeños autoinmune, lo que lle...
Síndrome de abstinencia a la marihuana (Cannabis) Todo sobre el síndrome de abstinencia a la marihuana (Cannabis)El síndrome de abstinencia a la marihuana (Cannabis) es una forma de abstinen...

Sobre el autor: Yanin Cabrera

Marcela cursa sus últimos años en la licenciatura de Psicología, y se interesa también desde sus inicios en el área de NeuroDesarrollo y Bases Biológicas del comportamiento humano, algo que la ha acercado desde siempre a la medicina.
error: Content is protected !!