YaSalud

Alergia al polen

Los problemas para la salud de la Alergia al polen

La Alergia al polen esta dada mas que nada por distintos tipo de polen que se produce en plantas (árboles, pastos y malezas) que no tienen flores vistosas.

Debido a que el polen en el aire es llevado a largas distancias, poco sirve eliminar de una zona una planta, el polen puede desplazarse desde muchos kilómetros de distancia.

La composición química del polen es el factor básico que determina si un determinado tipo puede causar alergia. Por ejemplo, el polen de los árboles de pino se produce en grandes cantidades por un árbol común, lo que sería un buen candidato para provocar una alergia, sin embargo, la composición química del polen de pino parece menos alergénico que otros tipos; por otra parte, dado que el polen de pino tiende a caer hacia abajo y no se dispersa, rara vez llega a la nariz humana.

Entre las plantas, la ambrosìa es la principal culpable, pero otros de importancia son la artemisa, el bledo amaranto, los cuartos de cordero, el cardo ruso y el plátano Inglés.

Papel de las plantas en la Alergia al polen

Una de las características más evidentes de la alergia al polen es su carácter estacional, la gente experimenta los síntomas sólo cuando los granos de polen al que son alérgicos están en el aire. Cada planta tiene un periodo de polinización que es más o menos el mismo de año en año. La polinización parece depender de la longitud relativa del día y la noche (o sea de  la ubicación geográfica de la planta).

Un recuento de polen es una medida de la cantidad de polen en el aire. Esta cuenta representa la concentración de polen de todos (o de un tipo particular) los tipos en el aire en un área determinada en un momento específico. Se expresa en granos de polen por metro cuadrado de aire recogidos en 24 horas. Un recuento de polen es un aproximado y la fluctuación de medir, pero es útil como una guía general para saber donde tiene mas posibilidades de ser afectada su salud si alérgico a algún tipo.

Síntomas de la alergia al polen

• Estornudos, el más común, puede estar acompañado por una nariz que moquea o tapada.
• Comezón en los ojos, la nariz y la garganta.
• Ojeras alérgicas (círculos oscuros bajo los ojos causados por el flujo sanguíneo restringido cerca de los senos nasales
• El “saludo alérgico” (en un niño, frotando hacia arriba persistentemente la nariz).
• Ojos llorosos
• La conjuntivitis (inflamación de la membrana que recubre los párpados, haciendo los ojos enrojecidos).

Diagnostico de Alergia al polen

Las personas con alergia al polen, al principio pueden sospechar que tienen un resfriado de verano, pero luego el “resfrío” persiste.

Exámenes de la Piel

Un extracto diluido de cada tipo de polen que se sospeche dependiendo del lugar de residencia se aplica a un rasguño o punción hecho en el brazo del paciente o en la espalda o se inyecta bajo la piel del paciente.
Con una reacción positiva, una pequeña zona elevada, con una zona enrojecida alrededor aparecerá en el sitio de prueba.

Pruebas de sangre

Las pruebas cutáneas no son recomendables en algunos pacientes como las personas con ciertas afecciones cutáneas. Las pruebas de diagnóstico entonces se puede hacer utilizando una muestra de sangre del paciente para detectar los niveles de anticuerpos IgE frente a un alergeno en particular.

Tratamiento de la Alergia al polen

Hay tres enfoques generales para el tratamiento de la alergia al polen, la evitación del alergeno, la medicación para aliviar los síntomas, y tratamientos de inmunoterapia.

Evitación

La evitación completa del polen alergénico significa trasladarse a un lugar donde la planta no crezca y donde el polen no está presente en el aire. Pero incluso esta solución extrema sólo puede ofrecer un alivio temporal ya que una persona que es sensible a uno puede  desarrollar alergias a los otros después de la exposición repetida.
Hay otras formas de evadir el polen: permanecer en el interior de la mañana, por ejemplo, cuando los niveles de polen al aire libre son más altos.
Los acondicionadores de aire y filtros  dentro de la casa o en un coche puede ser muy útil en la reducción de los niveles de polen. También son eficaces los distintos tipos de dispositivos de filtrado de aire hechos con fibra de vidrio o placas cargadas eléctricamente.

Medicación

Para las personas con alergias estacionales que descubren que no pueden evitar que el polen, los síntomas pueden ser controlados con medicamentos.
Los medicamentos eficaces son 3: antihistamínicos, corticosteroides y cromoglicato sódico.

Antihistamínicos

Como su nombre indica, un antihistamínico disminuye los efectos de la histamina, que es liberada por los mastocitos en los tejidos del cuerpo y contribuye a los síntomas de alergia. Durante muchos años, los antihistamínicos han demostrado su utilidad en el alivio de los estornudos y la picazón en la nariz, la garganta y los ojos y en la reducción de la inflamación nasal.

Corticoides

Hasta hace poco, los corticoides, aunque muy eficaces en el control de las enfermedades alérgicas, no eran utilizados para la alergia al polen debido a que su uso prolongado puede causar graves efectos colaterales en la salud.
Pero dado a que ahora están también disponibles como aerosoles nasales medidos en dosis fijas estos riesgos disminuyen.

Cromoglicato sódico

Otro agente efectivo que está disponible por receta médica como una solución nasal es el cromoglicato sódico. A diferencia de los antihistamínicos o los esteroides, el cromoglicato sódico para controlar los síntomas alérgicos, no solo combate la histamina sino que también actúa evitando que los mastocitos liberen la histamina.

Inmunoterapia

Si los métodos de control ambiental y los medicamentos resulten insuficientes para controlar los síntomas de una persona, un médico puede recomendar la inmunoterapia.
El objetivo de este tratamiento es aumentar la tolerancia del paciente al polen.
Los extractos diluidos del polen se inyectan bajo la piel del paciente, el paciente recibe pequeñas dosis una o dos veces a la semana, aumentando hasta dosis más grandes que se dan con menor frecuencia hasta lograr “la tolerancia” del paciente a el alergénico. En este caso al polen para acabar con su Alergia al polen.

Comentarios cerrados.