Caries dental

Like comments off

La caries dental son desde un daño estructural del tipo fisura hasta autenticas perforaciones en los dientes.

Causas de la caries dental

La caries es uno de los más comunes trastornos en los niños, sólo superada por el resfriado común. Usualmente ocurre en niños y adultos jóvenes, pero puede afectar a cualquier persona.

caries dental

Es una causa común de pérdida de dientes en los jóvenes.

Las bacterias normalmente presentes en la boca. Las bacterias convierten todos los alimentos – especialmente de azúcar y el almidón – en ácidos.

Las bacterias, el ácido, los restos de alimentos y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa que se adhiere a los dientes.

La placa que no se quita de los dientes se mineraliza en sarro. La placa y el sarro irritan las encías, produciendo gingivitis y periodontitis en última instancia.

La placa comienza a acumularse en los dientes a los 20 minutos después de comer (el momento en que la mayor actividad bacteriana).

Si la placa no se elimina completamente y de forma rutinaria, las caries no sólo comienzan sino que florecen.

Los ácidos de la placa disuelven la superficie del esmalte del diente y crean orificios en el diente (caries). Las caries no suelen producir dolor hasta que son muy grandes y afectan los nervios o causan una fractura del diente.

Si no se trata, un absceso dental puede aparecer. Si la caries no se trata, también destruye las estructuras internas del diente (pulpa) y finalmente causa la pérdida del diente.

Los carbohidratos (azúcares y almidones) aumentan el riesgo de caries. Los alimentos pegajosos son más dañinos, ya que permanecen en la superficie de los dientes.

Los refrigerios frecuentes aumentan el tiempo que los ácidos están en contacto con la superficie del diente.

Síntomas de la caries dental

Son fundamentalmente 2:

  • Dolor de muelas: Especialmente después de comer alimentos dulces, calientes o fríos y bebidas con azúcar.
  • Orificios o cavidades visibles en los dientes

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

Rellenos: Los odontólogos obturan los dientes eliminando el material cariado con un taladro y lo sustituyen por un material como las aleaciones de plata, oro o porcelana.

La porcelana y la resina se asemejan más a la apariencia natural del diente, y puede ser preferible para los dientes delanteros.

Muchos odontólogos consideran a las amalgamas de plata (aleación) y de oro; por ser más fuertes, y estos materiales se utilizan con frecuencia en los dientes posteriores.

Hay una tendencia a utilizar la resina compuesta altamente resistente en los dientes posteriores también.

Coronas: Las coronas o “topes” se usan cuando la caries es extensa y hay una estructura dental limitada, lo que puede ocasionar un diente debilitado.

Las obturaciones grandes sumadas a un diente débil aumentan el riesgo de la ruptura de los dientes.

El área cariada o debilitada entonces se elimina y repara. Se coloca una corona en el resto del diente. Las coronas suelen estar hechas de oro, porcelana o porcelana pegada a un metal.

Tratamiento de conducto: Un tratamiento de conducto se recomienda si el nervio del diente murió a causa de caries o lesiones.

l centro del diente, por donde transcurría el nervio y sus raíces son “el conducto nervioso”; todo esto se rellena con un material de sellado. Además, una corona puede ser colocada sobre el diente si es necesario.


Artículos relacionados