Aborto quirúrgico

   01/10/2013    Comentarios desactivados en Aborto quirúrgico

Aborto quirúrgico es una técnica que se utiliza para finalizar un embarazo mediante la extracción del feto y la placenta del útero de la madre. Aborto quirúrgico no es igual que aborto espontaneo, ya que en este caso el embarazo se termina por si solo (no es una interrupción voluntaria como en este caso)

Aborto quirúrgico

Es posible que antes de realizar un aborto quirúrgico le hagan una serie de exámenes, como lo son:

  • Examen de orina para de esta manera verificar si esta embarazada
  • Examen de sangre para saber que tipo sanguíneo tiene. En este caso, según el resultado del examen, es probable que necesite una vacuna especial para precaver problemas en un embarazo a futuro.
  • Ecografía, para saber cuántas semanas tiene de embarazo.

Tipos de abortos quirúrgicos:

– Aborto por aspiración: es el más empleado y se hace antes de las 7 semanas de embarazo. Se trata de remover al feto o del embrión por medio de la succión, para lo cual se usa una jeringa manual o una bomba eléctrica de aspiración. Cuando es una aspiración manual se le llama también: minisucción o extracción menstrual. Este método se practica sólo durante las primeras semanas y no requiere dilatación cervical.

– Aborto por dilatación y raspado: legrado. El método de dilatación y raspado denominado legrado es un método general que se utiliza también en un examen médico para sacar muestras o para la detectar algunos tipos de cáncer. Este procedimiento suele hacerse entre la sexta semana y la decimocuarta. Se aplica por lo general cuando el aborto por aspiración no tiene éxito.

– Inducción de parto prematuro: en casos donde la gestación es avanzada, en el caso de practicar un aborto por razones terapéuticas, se utilizan otros procedimiento para el mayor estado de desarrollo del feto. En este caso se induce un parto prematuro con la ayuda de prostaglandinas, inyectando a su vez suero salino o urea en el líquido amniótico, causando quemaduras fatales en el feto.

– Dilatación y evacuación: este método consiste en la apertura del cuello uterino, para luego vaciarlo con la ayuda de instrumentos quirúrgicos y succión.

– Aborto por nacimiento parcial: esto es una técnica excepcional que se utiliza en casos más avanzados. El aborto por nacimiento parcial necesita de dos o tres días de preparación, para que haya una dilatación cervical necesaria, y los fármacos que induzcan el parto. El medico hará que salgan primero las piernas del feto, dejando la cabeza adentro si es necesario. Acto seguido se vacía el encéfalo (mediante succión) luego de practicar una incisión en la base craneana.

 Algunas de las razones por las cuales se considera la posibilidad de un aborto quirúrgico son las siguientes:

  • El bebé presenta un defecto congénito o un problema genético.
  • El embarazo esta siendo perjudicial para su salud, en este caso denominado aborto terapéutico.
  • Embarazo que se dio después de un evento traumático: violación o incesto.

Riesgos del aborto quirúrgico:

  • Infección del útero o de las trompas de Falopio
  • Sangrado excesivo
  • Daño uterino o en el cuello uterino
  • Perforación uterina
  • Cicatrización del interior del útero
  • No extraer todo el tejido, con la necesidad de otro procedimiento.

Recuerde que la decisión de terminar un embarazo es algo muy personal, si ud. tiene dudas puede ayudarle a analizar sus sentimientos un psicólogo o médico, sin olvidarnos de la familia, o amigos los cuales pueden servir de mucha ayuda.