YaSalud

haemophilus influenzae

Haemophilus influenzae, antes conocido como Bacilo de Pfeiffer o Bacillus influenzae, es una bacteria en forma de bacilo Gramnegativo descrito por primera vez en 1892 por Richard Pfeiffer durante una pandemia de influenza.

Pertenece a la familia Pasteurellaceae, por lo general es aeróbico, pero puede crecer como un anaerobio facultativo.
La bacteria es coloquialmente conocida como la gripe bacteriana. Sin embargo, Haemophilus influenzae responsable de una amplia gama de enfermedades.
Fue el primer organismo de vida libre de tener su genoma secuenciado. El proyecto de secuenciación se completó y publicó en 1995.

Tipos de Haemophilus influenzae

Dos categorías principales son definidas:

• Cepas no capsuladas.
• Cepas capsuladas.

Las Cepas capsuladas fueron clasificadas sobre la base de antígenos capsulares distintos. Hay seis tipos generalmente reconocidos de Haemophilus influenzae capsulado: Haemophilus influenzae a, b, c, d, e, y f.

Su cápsula que les permite resistir la fagocitosis y la lisis mediada por complemento en el huésped. Las cepas no encapsuladas son casi siempre menos invasivas, pero pueden, sin embargo, producir una respuesta inflamatoria en los seres humanos, que puede conducir a muchos síntomas.

El tipo más frecuente y peligosos es el Haemophilus influenzae b (Hib). La vacunación con la vacuna conjugada contra el Hib es eficaz en la prevención de la infección por Hib.

Enfermedades por Haemophilus influenzae

La mayoría de las cepas de Haemophilus influenzae son patógenos oportunistas, es decir, que por lo general viven en su huésped sin causar la enfermedad, pero causa problemas sólo cuando otros factores (tales como otra infección viral, reducción de la función inmune o tejidos crónicamente inflamados, por ejemplo, de alergias) crean una oportunidad.

En los lactantes y niños pequeños, H. influenzae tipo b (Hib) provoca bacteriemia, neumonía y meningitis bacteriana aguda. En ocasiones, causa celulitis, osteomielitis, epiglotitis y artritis infecciosa. Debido al uso rutinario de la vacuna conjugada Hib la incidencia de enfermedad invasiva por Hib ha disminuido.

Sin embargo, Hib sigue siendo una causa importante de infecciones respiratorias bajas en lactantes y niños en los países en desarrollo, donde la vacuna no se utiliza ampliamente.

En adultos y niños mayores más que nada causa infección de oído (otitis media), infecciones oculares (conjuntivitis), sinusitis, y se asocia con neumonía.

Tratamiento contra Haemophilus influenzae

Haemophilus influenzae produce beta-lactamasas, y también es capaz de modificar sus proteínas de unión a la penicilina, por lo que ha ganado la resistencia a la familia de antibióticos de tipo penicilina.

Por ende, en casos severos, cefotaxima y ceftriaxona administrada I/V son los antibióticos elegidos, y, para los casos menos graves, una asociación de ampicilina- sulbactam o Quinolonas son las preferidas para combatir el Haemophilus influenzae.

Comentarios cerrados.