YaSalud

Morfina

La morfina pertenece a un grupo de medicamentos llamados analgésicos narcóticos.
La morfina se utiliza para tratar dolores severos. Funciona al bloquear el centro de la percepción del dolor en el cerebro. Existen formulaciones de acción rápida o formulaciones de liberación prolongada.

Precauciones con la morfina

La morfina puede causar dependencia a la droga y debe ser usada solamente por la persona a quien se la hayan recetado. Este medicamento nunca debe compartirse con otra persona, especialmente alguien que tiene historial de abuso de drogas o adicción. No tome bebidas alcohólicas mientras está usando morfina.
Nunca tome más de la dosis prescrita de la morfina.
No deje de tomar la morfina de forma súbita, porque podría tener síntomas de abstinencia desagradables.

Antes de usar la morfina

No utilice la morfina si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medicamento narcótico (codeína, metadona, etc.).
Antes de usar la morfina, informe a su médico si usted es alérgico a alguna droga, o si es portador de:
• Asma, EPOC o apnea del sueño.
Enfermedad hepática o renal.
Hipotiroidismo
• Lordosis o cifosis muy patológicas.
• Antecedentes de traumatismo craneal o tumor cerebral.
• Epilepsia u otro trastorno convulsivo.
Presión arterial baja.
• Hipertrofia prostática benigna.
• Antecedentes de adicción a drogas o alcohol.
• Esta cursando un embarazo ya que la morfina puede ser perjudicial para el feto, y podría causar adicción o síntomas de abstinencia en un recién nacido.


Comentarios cerrados.