YaSalud

Mucosa

La mucosa (o túnica mucosa, o membrana mucosa) es la porción de tejido más profundo de la pared de los órganos que están en comunicación con el ambiente externo.

Son forros de origen endodérmico, principalmente cubiertos en el epitelio, que están implicados en la absorción y la secreción.

Composición de la mucosa

Se forma por la superposición de cuatro capas:

Un revestimiento de epitelio, que se enfrenta al lumen
(luz);

Una lámina basal, que constituye la conexión entre la capa epitelial y del tejido conectivo;

Una lámina propia o túnica de tejido conectivo;

Una muscularis mucosae, presente exclusivamente en los órganos del sistema digestivo, consistente en una capa de células de músculo liso.

Están en varios lugares contiguos con la piel: en las fosas nasales, la boca, los labios, los párpados, las orejas, el área genital y el ano.

El líquido pegajoso, espeso secretado por las membranas mucosas y las glándulas se denomina moco.

Algunos ejemplos de mucosa

La mucosa bucal
La mucosa esofágica
La mucosa gástrica
La mucosa intestinal
La mucosa nasal
La mucosa olfativa
La mucosa oral
La mucosa bronquial
La mucosa uterina
El endometrio, que es la mucosa que recubre el interior del útero
La mucosa del pene

Función de la mucosa

La mucosa proporciona una separación mecánica de la superficie del órgano.

Muchas membranas mucosas tienen la capacidad de transportar a través de los mecanismos de transporte activo en las secreciones superficiales de la mucosa en una dirección particular, permitiendo asi la secreción y reabsorción.

La mucosa secreta inmunoglobulinas (IgA especialmente) y por lo tanto tiene un importante papel protector contra los patógenos invasores. Esto a través de la “mucosa de tejido linfoide asociado” o MALT que contiene células del sistema inmunitario,
mediada por el control de la infección por IgA, también conocido como inmunidad de la mucosa.

Comentarios cerrados.