Dieta de la zona

Like comments off

La dieta de la zona es una dieta popularizada en libros por el bioquímico Barry Sears. Propone consumir calorías de los carbohidratos, proteínas y grasas en una proporción equilibrada.

Teoría de la dieta de la zona

«La Zona» es el término de Sears para el equilibrio hormonal adecuado.

Cuando los niveles de insulina son ni demasiado altos ni demasiado bajos y los niveles de glucagón no son demasiado altos, entonces son liberados químicos específicos anti-inflamatorios, que tienen efectos similares a la aspirina, pero sin inconvenientes tales como la hemorragia gástrica.

Sears afirma que una relación de 30:40 de proteínas a los carbohidratos provoca este efecto, y esto se llama ‘La Zona’.

Sears afirma que estos antiinflamatorios naturales son beneficiosos para el corazón y la salud.

Además, el cuerpo humano en equilibrio de calorías no tiene que almacenar el exceso de estas en forma de grasa.

El cuerpo humano no puede almacenar la grasa y quemarla al mismo tiempo y Sears cree que se necesita tiempo (tiempo significativo si los niveles de insulina son altos debido a una alimentación desequilibrada) para pasar de lo primero a lo segundo.

Otra característica fundamental de la dieta de la zona es la práctica de consumir en una relación particular ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

Si la dieta de la zona es una dieta baja en hidratos de carbono es una cuestión de opinión y definición.

Sears afirma que las dietas diseñadas específicamente como «bajas en carbohidratos» se equivocan.

Según él, ignoran la importancia de la moderación y el equilibrio: el equilibrio hormonal, así como la influencia de la dieta sobre la balanza, la digestión y la producción de hormonas.

Dieta de la zona y dietas altas en hidratos de carbono

Sears afirma que la proporción relativamente alta de carbohidratos en las dietas, aumenta la producción de insulina, que causa que el cuerpo almacene más grasa.

Además, Sears sugiere que el consumo de grasa es esencial para «quemar» la grasa.

Su fundamento es: las grasas monoinsaturadas en una comida contribuyen a una sensación de saciedad y disminuyen la velocidad a la que los carbohidratos se absorben en el torrente sanguíneo.

Cuanto más lenta es la absorción de hidratos de carbono se traduce en menores niveles de insulina lo que significa menos grasa almacenada y una transición más rápida a la quema de grasa.

Si el cuerpo necesita energía y no puede quemar grasa debido a los niveles altos de insulina, una persona se siente cansada y el metabolismo se ralentiza para compensar.

Esto ocurre porque el cerebro se ejecuta en la glucosa y los niveles altos de insulina reducen los niveles de glucosa en sangre. Tal condición, la hipoglucemia de rebote, produce los antojos de dulces.

Criticas

Algunos expertos en nutrición son críticos de sus conclusiones a partir de la evidencia científica, alegando que Sears ha distorsionado o exagerado el significado de gran parte de la investigación básica.

Señalan que no hay estudios directos para verificar las conclusiones acerca de la dieta de la zona.


Artículos relacionados


Alimentos Los alimentos son aquellas sustancias consumidas para proporcionar apoyo nutritivo al cuerpo. Por lo general son de origen vegetal o animal, y co...
Propiedades de la melaza Existen diferentes propiedades de la melaza, pero de ellas la más importante es su alto contenido mineral. La mayoría de los edulcorantes son blancos ...
Dieta Atkins La dieta Atkins, oficialmente llamado el método nutricional Atkins es una dieta baja en hidratos de carbono creado por Robert Atkins.Naturalez...
Dieta del arroz La dieta del arroz es una dieta de estilo de vida ideal para mejorar la presión arterial, el peso y los problemas de riñón. Es una dieta baja en...

Sobre el autor: Dr. Javier Romero

Doctor en Medicina General, egresado de la Facultad de Medicina de UNAM (México), comparte noticias de medicina, así como consejos de salud para ayudar a mejorar la salud de quienes consultan nuestra web.
error: Content is protected !!