Cáncer de ovarios

Like comments off

Cáncer ovárico

Todo sobre el Cáncer de ovarios

Hasta hace poco, el cáncer de ovarios era conocido como el “asesino silencioso” porque generalmente no se encontraba hasta que se había extendido a otras áreas de su cuerpo. Pero la evidencia reciente muestra que la mayoría de las mujeres pueden tener síntomas, incluso en las primeras etapas, y la conciencia de los síntomas  puede llevar a una detección precoz.
La detección temprana es importante, la oportunidad de sobrevivir al cáncer de ovario es mejor si el cáncer se encuentra temprano.
Los síntomas de cáncer de ovario son inespecíficos y similares a los de muchas otras condiciones más comunes, incluidos los trastornos digestivos y de la vejiga. Los diagnósticos erróneos más comunes son el síndrome de intestino irritable, el estrés y la depresión.
La clave es el empeoramiento de signos y síntomas. Con la mayoría de los trastornos digestivos, los síntomas tienden a aparecer y desaparecer, con el cáncer de ovario, no hay fluctuación, los síntomas son constantes y poco a poco empeoran.

Síntomas del Cáncer de ovarios

• Malestar o dolor pélvico
• Indigestión persistente, gases o náuseas
• Cambios inexplicables en los hábitos intestinales, como el estreñimiento
• Cambios en los hábitos de la vejiga, incluyendo una necesidad frecuente de orinar
• Pérdida de apetito o sensación de llenura rápida
• Aumento de la circunferencia abdominal
• Dolor durante el coito
• La falta persistente de la energía
• El dolor lumbar
• Los cambios en la menstruación

Existen tres tipos básicos de Cáncer de ovarios

• Los tumores epiteliales: Alrededor del 85 al 90 por ciento de los cánceres de ovario se desarrollan en el epitelio, la capa delgada de tejido que cubre los ovarios.
• Los tumores de células germinales: Estos tumores se presentan en el foliculo que producen las células del ovario y generalmente se producen en mujeres más jóvenes.
• Los tumores del estroma: Estos tumores se desarrollan en el colageno y tejido fibroso  que contiene el ovario.

Etiología del Cáncer de ovarios

La causa exacta del cáncer de ovario sigue siendo desconocido. Algunos investigadores creen que tiene que ver con el proceso de reparación tisular que sigue a la liberación  mensual de un ovulo a través de un pequeño desgarro en un folículo. La formación y la división de células nuevas en el sitio de la ruptura puede crear una situación en la que los errores genéticos ocurran. Otros proponen que el aumento de los niveles de hormonas antes y durante la ovulación puede estimular el crecimiento de células anormales.

Factores de riesgo del Cáncer de ovarios
Mutaciones genéticas heredadas: Si bien la gran mayoría de las mujeres que desarrollan cáncer de ovario no tienen una mutación genética heredada, el factor de riesgo más importante para cáncer de ovario es tener una mutación germinal en uno de los dos genes llamados genes del cáncer de mama 1 (BRCA1) y el gen del cáncer de mama 2 (BRCA2). Estos genes fueron identificados inicialmente en familias con múltiples casos de cáncer de mama

Antecedentes familiares: Tener antecedentes familiares de cáncer de ovario aumenta el riesgo de la enfermedad de 10 a 15 por ciento.
Cáncer de mama: Si usted ha sido diagnosticado con cáncer de mama, el riesgo de cáncer de ovario también es elevado.
Edad: El cáncer de ovario se desarrolla más frecuentemente después de la menopausia.
Maternidad: Las mujeres que han tenido al menos un embarazo parecen tener un menor riesgo de desarrollar cáncer de ovario. Y cuantos mas embarazos menos riesgo.

Terapia de reemplazo hormonal (TRH): Despues de años de controversias finalmente se confirmó una asociación entre la TRH y el cáncer de ovario, especialmente para aquellos que tomaron el estrógeno solamente. El riesgo parece ser mayor entre las mujeres que tomaron TRH por más de cinco años.
Obesidad: Las mujeres que son obesas tienen un riesgo mayor de cáncer de ovario. La obesidad también puede estar vinculado a tipos más agresivos de cáncer de ovario.

Tratamiento del Cáncer de ovarios

Cirugía

Generalmente, las mujeres con cáncer de ovario requieren una amplia operación que incluye la eliminación de ambos ovarios, trompas de Falopio y el útero, así como los ganglios linfáticos cercanos y un pliegue de tejido adiposo abdominal, conocido como el epiplón, donde el cáncer de ovario se propaga a menudo.

Quimioterapia

Después de la cirugía, lo más probable es que se trata con quimioterapia. Los efectos secundarios incluyen dolor abdominal, náuseas y vómitos.
Otros tratamientos están estudiando incluir terapia génica y la inmunoterapia, aunque los primeros resultados siguen siendo controversiales, por lo que no se incluyen en las pautas internacionales de tratamiento del Cáncer de ovarios.


Artículos relacionados