Bañar bebe recien nacido

Like comments off

Una de las preguntas que más se hacen los padres primerizos es: ¿cómo bañar a mi bebé?, acompañada de ¿con qué frecuencia se hace?

Algunos pediatras recomiendan bañar al bebé una o dos veces por semana, al menos hasta que comience a gatear que ahí si se suele ensuciar mas. Obviamente que esto depende, ya que a veces el bebé suda mucho o se ensucia y es necesario bañarlo más frecuentemente. Algo que sí se debe hacer todos los días es limpiarle la zona genital cuando se cambia el pañal, y lavarle manos y cara con agua tibia. Para lavarle la cara se puede hacer uso de algodón humedecido.

 

Bañar bebe recien nacido

 

Otros pediatras recomiendan que el bebé se bañe con la misma frecuencia que los grandes, es decir todos los días. El bañarlo todos los días puede formar parte de una rutina para que el bebé duerma mejor, y comience poco a poco a adoptar horarios por lo cual es muy bueno.

A la hora del baño los esenciales son: jabón neutro (los de bebés son ideales), shampoo para bebés, crema (si es necesario usar), y existen unos jabones líquidos que se pueden colocar en el agua del bañito, esto es para el momento del baño en sí. Cuando sale del agua se puede usar: talco, aceite de bebé, perfume para bebé, etcétera.

El primer baño del bebé no se puede realizar hasta que se le caiga por completo el cordón umbilical, por lo cual esos primeros días se puede limpiar su cuerpo con la ayuda de una esponja húmeda o una toallita. Siempre es conveniente usar agua tibia.

Para bañar al bebé se necesita una bañera especial para ellos, hay bañeras que vienen solas, otras con cambiador, existen una infinidad para elegir. La idea es que sea cómoda para poder sostener bien al bebé y brindarle seguridad.

La mejor forma para darle el baño a tu bebé es primero juntar todo lo que necesitas, incluidos los productos que mencionamos anteriormente, pañal, ropa, y su toalla.

Toma la bañera y se llena con agua templada. El agua no debe estar ni fría ni demasiado caliente, la temperatura ideal son 32 grados, pero si no tienes forma de tomar la temperatura puedes colocar tu antebrazo en el agua y si sentís que es agradable es porque está bien. No se debe usar las manos porque estas están acostumbradas a recibir altas temperaturas por lo cual es difícil medir si el agua esta agradable para el bebé.

En caso de que tengas posibilidad de calefaccionar el lugar donde lo vas a bañar no dudes hacerlo, en realidad es si hace frío, porque si hace calor no es necesario. Lleva al bebé al lugar y quítale toda la ropa.

Comienza a sumergir de a poco al bebé en el agua, siempre sosteniendo bien su cuello y cabeza. Es posible que el bebé quiera apretar tu mano o tu dedo, esto es porque le da más seguridad. Utilizando un vasito de plástico tira de a ratos un poquito de agua para que siga manteniendo la temperatura y no se enfríe fácilmente.

Lo ideal es utilizar poco jabón en su cuerpo, y si se quiere colocar unas gotas de jabón liquido en el agua. El cuerpo se lava con la ayuda de una toallita o aún mejor con tu propia mano. Para limpiarle la cara y ojos lo mejor es un algodón.

Una vez que termina el baño enjuaga al bebé completamente y envuélvelo en una toalla con capucha. El secado debe ser con suavidad, tratando de no frotar su piel. En caso de que tenga irritación en la zona genital puedes usar una crema especial para bebés y luego colocarle el pañal. Lo mejor es no demorar demasiado en vestirlo ya que puede enfriarse rápidamente.


Artículos relacionados


Glaucoma El glaucoma es el nombre de un grupo de enfermedades de los ojos que ocurren cuando se daña el nervio óptico y se deteriora la visión. El daño al ...
Limpieza dental La limpieza dental es parte de la higiene oral y consiste en la eliminación de la placa dental de los dientes con la intención de prevenir las car...
Celulitis La celulitis es una infección bacteriana que se disemina por la piel y los tejidos de abajo de la piel. La celulitis suele comenzar como una peque...
Alcachofa para bajar de peso ¿Funciona la alcachofa para bajar de peso? Pues sí, ya que es baja en grasas y cargada con fibra. No solo eso es su ventaja, las alcachofas requ...

Sobre el autor: Yanin Cabrera

Marcela cursa sus últimos años en la licenciatura de Psicología, y se interesa también desde sus inicios en el área de NeuroDesarrollo y Bases Biológicas del comportamiento humano, algo que la ha acercado desde siempre a la medicina.
error: Content is protected !!