Hipotiroidismo y lactancia

Like comments off

En otros post estuvimos hablando sobre el hipotiroidismo, e incluso hablamos sobre el hipotiroidismo en el embarazo. Se le llama hipotiroidismo a una condición de salud en la cual la glándula tiroides no está produciendo la cantidad necesaria de hormonas tiroideas que el cuerpo necesita. Es una enfermedad que es mucho más común en las mujeres que en los hombres, y en el caso del embarazo se duele diagnosticar en las rutinas del primer trimestre.

La tiroides es muy importante porque las hormonas que produce se encargan de controlar el metabolismo. El hipotiroidismo se comienza a mostrar con los siguientes sintomas: se puede sufrir de estreñimiento, tener un aumento de peso sin explicación, sentir menos tolerancia al frío, sentir cansancio, tener la piel seca, pálida, sentir tristeza, apatía, tener el pelo quebradizo, entre otros síntomas.

Hipotiroidismo y lactancia

 

Si se diagnostica a tiempo el tratamiento a seguir es fácil, y se pueden controlar los síntomas. Por lo general el endocrinólogo/a receta la toma de formas levógiras de tiroxina Levotiroxina o L-T4 y Liotironina o L-T3.

El hipotiroidismo durante el embarazo lo que genera es que se produzca un aumento en la demanda de la hormona tiroidea (entre 30 y 50% más), siendo durante las primeras semanas de gestación la única fuente de hormona tiroidea para el bebé, por lo cual si se detecta (o se sabe de antes que se padece esta enfermedad) lo mejor son los controles frecuentes y exhaustivos. Si se diagnostica en el embarazo lo mejor es comenzar con el tratamiento cuanto antes porque puede afectar en el embarazo y en la futura lactancia.

Un hipotiroidismo que no es controlado puede generar una hipogalactia en la madre, es decir, la producción de leche se ve afectada o disminuida significativamente en la mamá. La hormona tiroidea es muy importante para que se comience a producir leche, por lo cual sino funciona bien puede alterar la misma.

En este caso lo más importante es realizar el tratamiento hormonal para poder tener una lactancia normalmente y que no se vea influida por el hipotiroidismo. En algunos casos se puede ayudar a la mamá con galactogogos, aunque esto siempre debe ser indicado por un médico y supervisado por él en un tiempo limitado. El tratamiento con fármacos para el hipotiroidismo no afecta al bebé, por lo cual se puede dar de amamantar normalmente.

La información es mas que importante, porque estar informados nos da poder. Muchas mamás abandonan la lactancia por no saber porque sus hijos no aumentan de peso, porque no les sale la cantidad de leche que sus bebes necesitan, y muchas cosas mas que pueden deberse al hipotiroidismo.

 


Artículos relacionados


¿El amor mejora la salud? Cuando tomamos la decisión de cortar con el mal humor, con los pensamientos negativos y nos enfocamos en las emociones positivas, como lo es sin dudas...
Crema Cremoquinona para Blanquear la Piel La Crema Cremoquinona es una crema despigmentante que es usada y recomendada en algunos casos por los dermatólogos para el tratamiento de enfermedades...
Angustia La angustia es una parte tan importante de la vida como comer, dormir y respirar.Todo el mundo experiencias de ansiedad en un momento ...
Leche de almendras Leche de almendras, otra alternativa a la lecheLa leche de almendras es una bebida láctea a partir de almendras molidas. A diferencia de la le...

Sobre el autor: Yanin Cabrera

Marcela cursa sus últimos años en la licenciatura de Psicología, y se interesa también desde sus inicios en el área de NeuroDesarrollo y Bases Biológicas del comportamiento humano, algo que la ha acercado desde siempre a la medicina.
error: Content is protected !!